Sergio García, durante el torneo de Bridgestone - afp
GOLF

Sergio García pierde el diamante de una aficionada

El golfista español golpeó una bola que impactó en el anillo de diamantes de una mujer. El final acabó siendo feliz

Actualizado:

Sergio García protagonizó en el torneo de Bridgestone uno de los momentos más curiosos que se recuerdan en un torneo de golf. Cuando todo transcurría con normalidad, el español golpeó una bola que se desvió y se dirigió con precisión milimétrica en dirección al lugar donde se encontraba el público. Hasta ahí todo discurría con aparente normalidad. Sin embargo, entre los aficionados se empezó a generar un murmullo que denotaba que algo más estaba ocurriendo.

El «bolazo» había impactado con muy mala fortuna en un anillo adornado con un diamante que portaba en su dedo una mujer del público. La joya se desprendió, cayó y se escondió entre el césped, ante la desesperación de su portadora, que observaba como la asistencia al torneo le iba a salir más cara de lo que sospechaba.

A pesar de ser una consecuencia burlona del azar, Sergio García entendió que la pérdida formaba parte de su responsabilidad. Tras un reconocimiento superficial de la zona que no resultó fructífero, decidió acercarse a la mujer y le regaló una bola firmada por su puño y letra para camuflar la tristeza de la reciente pérdida.

Asimismo, solicitó su teléfono para poder resarcirla con otro regalo más una vez finalizado el torneo. No hizo falta. Un chico del público que llevaba un rato memorizando con la mirada cada porción del césped encontró el tesoro perdido. Al final, el diamante recuperó su puesto en el dedo de la aficionada.