Toros

Padilla triunfa en la corrida «a la española» entre gritos de «¡libertad!»

El Fandi y Castella cortan una oreja en la corrida nocturna celebrada este jueves en el Coliseo Balear

Desplante de Padilla con el primero del festejo
Desplante de Padilla con el primero del festejo - Efe
JOSÉP MARIA AGUILÓ Palma De Mallorca - Actualizado: Guardado en: Toros

Al igual que había ocurrido hace ya casi un año, miles de aficionados a los toros reivindicaron este jueves por la noche en el Coliseo Balear, con gritos de «¡Libertad, libertad, libertad!», la continuidad de los festejos en el Archipiélago. Frente a ellos, un reducido grupo de antitaurinos volvió a lanzar sus consignas animalistas. Con un cartel conformado por Juan José Padilla, El Fandi y Sebastián Castella, la plaza de toros de Palma acogió a partir de las nueve y media de la noche la que puede haber sido una de las últimas corridas que quizás hayan podido verse en Mallorca. La reciente aprobación de la ley de toros denominada coloquialmente «a la balear» puede suponer el fin de la Fiesta en la Comunidad antes de que acabe este año.

Padilla sale a hombros
Padilla sale a hombros- Efe

Cabe recordar que la nueva norma autonómica, que entrará en vigor en las próximas semanas, no prohíbe expresamente los festejos taurinos en las Islas, pero fija numerosas restricciones para su celebración, como por ejemplo la de que no se hiera o se mate al toro. El propósito implícito de esta ley promovida por el PSOE, MÉS y Podemos es hacer inviable en la práctica la continuidad de las corridas en Baleares. En cualquier caso, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, anunció el pasado martes que el Gobierno presentará un recurso contra dicha ley ante el Tribunal Constitucional.

Entrega de la terna

Por lo que respecta al festejo celebrado este jueves, las reses de la ganadería de Marqués de Quintanar permitieron el lucimiento de los diestros. Padilla dio muestras una vez más de su buen hacer y cortó una oreja en cada uno de sus dos toros. Como anécdota, cabe reseñar que dio una vuelta al ruedo con una bandera española, mientras se oían gritos de «¡Viva España!». El Fandi, que también estuvo entregado, cortó una oreja en su primero. En cuanto a Castella, ese trofeo le llegaría en su segundo toro. Una vez acabado el festejo -que registró más de media entrada-, Padilla salió por la puerta grande, mientras se volvían a escuchar gritos de «¡Libertad, libertad, libertad!».

El Fandi, rodilla en tierra
El Fandi, rodilla en tierra- Efe

Con anterioridad al inicio de la corrida, alrededor de un centenar de antitaurinos se habían concentrado en el exterior de la plaza. El relevante despliegue policial contribuyó a la ausencia de incidentes reseñables. Durante su acto de protesta, los animalistas lanzaron consignas como «¡Tauromaquia, abolición!», «¡La Policía se está equivocando, los asesinos están al otro lado!», «¡Maltrato animal, al código penal!», «¡Mallorca no asesina, Mallorca antitaurina!», «¡La tortura no es cultura!» o «¡La marca España y toda su calaña!».

Entre las consignas, hubo dos que llamaron especialmente la atención de los medios por su tono y su contenido, «¡Si quieres ver sangre, córtate las venas!» y «¡Padilla, despojo, ándate con ojo!», en un caso por su apelación a la violencia y en el otro por su sentido denigratorio hacia el aspecto físico del diestro jerezano tras su brutal cornada. Ambas expresiones deberían provocar el rechazo rotundo e inmediato de cualquier persona, con independencia de lo que pueda pensar sobre los festejos taurinos o sobre su posible continuidad o no. Pero, por desgracia, no va a ser así.

Toda la actualidad en portada

comentarios