El. Cid, en el hospital San Francisco de Asís
El. Cid, en el hospital San Francisco de Asís - Toromedia

El Cid, tras la cornada: «Fue un hachazo tremendo y no pude evitarlo»

El torero sevillano evoluciona favorablemente del grave percance sufrido este viernes en San Isidro

MADRIDActualizado:

«Fue un hachazo certero y no pude impedirlo». Son palabras de Manuel Jesús «El Cid», que se recupera en el hospital madrileño San Francisco de Asís tras la grave cornada sufrida este viernes con su primer toro de Adolfo Martín en Las Ventas. «Había llegado con muchas ganas a Madrid, por eso lo brindé, pero no me dio opciones de nada. He tenido mala suerte este año en esta plaza, no me ha embestido un toro de verdad», añadió el torero de Salteras desde el citado centro sanitario.

El sevillano ha pasado sin fiebre, pero con las lógicas molestias, la primera noche tras el percance, que acabó con una cornada en el muslo de 20 centímetros. A primera hora de esta mañana le ha visitado el doctor Máximo García Padrós, cirujano de Las Ventas, que ha observado una evolución normal para este tipo de cornadas.

Garcia Padrós explicó que el torero «va evolucionando favorablemente, el drenaje está bien y ha funcionado perfectamente, que es lo que se pretende. Este lunes movilizaremos ese drenaje, pasado se lo quitaremos y, si todo va bien y no hay ningún contratiempo, lo podremos enviar a su domicilio».

El doctor precisó además que el muslo derecho del torero está afectado por otros percances y eso influye en la recuperación: «Tiene la musculatura muy tocada por otras cornadas y tiene ahí un tejido cicatricial que puede dar molestias, pero hay que esperar».