Toros

Toros «a la fresca» en Las Ventas

Fernando Flores da una vuelta al ruedo en una encastada novillada de Araúz de Robles en el certamen nocturno

Fernando Flores
Fernando Flores - Paloma Aguilar
ANDRÉS AMORÓS Madrid - Actualizado: Guardado en: Toros

Aplaudo la idea del certamen de novilladas y, con este calor, el horario nocturno. Hay buena entrada, en un ambiente familiar, grato, aunque mucha gente no sabe que pueden presenciar un festejo, en la primera Plaza del mundo, por sólo cinco euros. Los novillos de Araúz de Robles, bien presentados, encastados, dan juego variado.

El colombiano Guillermo Valencia, afincado en Salamanca, fue herido grave aquí, hace dos años. Recibe de rodillas al primero: como flaquea, lo torea a media altura, con soltura pero sin brillo, y falla con los aceros. En el cuarto, no pasa de voluntarioso y escucha un aviso, como en el otro.

También sufrió un percance grave, aquí, el extremeño Luis Manuel Terrón, de familia ganadera. Cita de largo al segundo y aguanta, con más valor que mando: sufre dos desarmes y mata mal. En el quinto, que repite mucho, se queda quieto pero no logra dominar las encastadas embestidas y prolonga la faena.

Destaca claramente Fernando Flores, de Badajoz. El tercero, después de un gran puyazo de Parrón, se para por completo: no cabe faena pero el diestro muestra buena colocación y valor. Luce estilo clásico con el capote en el último, corre la mano con temple en los muletazos. Logra la estocada a la segunda, pierde la oreja pero deja buena impresión.

La mejor noticia: para la fecha y el cartel, ha acudido bastante público a ver toros «a la fresca» (aunque la fresca no haya aparecido). Salimos canturreando «La verbena de la Paloma»: «El calor que hace esta noche / es una barbaridad…» La final del certamen será el próximo sábado: vale la pena acudir a verla.

Toda la actualidad en portada

comentarios