Juan Silveti, en la Maestranza
Juan Silveti, en la Maestranza - G. LOBATO

Muere Juan Silveti, eslabón esencial de una gran dinastía de toreros

Falleció en Nochebuena, a los 88 años, en su rancho de Guanajuato

MÉXICOActualizado:

Ha muerto Juan Silveti Reynoso, eslabón esencial de una importante dinastía de toreros en México. Y lo hizo en Nochebuena, que no lo fue para esta familia.

Juan Silveti fue un gran profesional, con una acusada personalidad. Nacido en 1929 en la Ciudad de México, falleció a los 88 años en su rancho de Salamanca, Guanajuato, en donde vivía con su esposa, Doreen Barry.

Hijo de Juan Silveti Mañón, padre de David y Alejandro Silveti, y nieto de Diego, Juan Silveti Reynoso fue un torero que siempre estuvo pendiente de la carrera de todos los miembros de su saga.

Tomó la alternativa en 1950 en la Plaza México, de manos de Fermín Rivera y el portugués Manolo Dos Santos, con toros de La Laguna. También triunfó en España. Así, en 1951 confirmó la alternativa en Madrid. Volvió a tener de testigo a Manolo Dos Santos y esta vez como padrino a Antonio Bienvenida, con toros de Sánchez Cobaleda. Un año después, el 25 de mayo, en Las Ventas, cortó cuatro orejas.

Silveti sufrió una gravísima cornada en Linares, la plaza donde dejo su vida Manolete. A finales de los 60 dejó de torear y a partir de ahí se convirtió en guardián de las carreras de sus hijos y su nieto, siempre desde el punto de vista profesional, dejando atrás el familiar.

Desde hacía diez años arrastraba una enfermedad pulmonar, pero nunca perdió su afición taurina y su entrega al toreo.