Toros

Madrid aprueba una proposición para que los presidentes de las corridas sean elegidos entre aficionados

Presentada por el PSOE, sale adelante con los votos a favor de Podemos y Ciudadanos y el voto en contra del PP

Plaza de toros de Las Ventas
Plaza de toros de Las Ventas - Reuters
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Toros

La Comisión de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este martes una proposición no de ley que insta a la modificación normativa que regula la presidencia en los espectáculos taurinos, con la que se pretende que sea elegida entre aficionados. Ha sido aprobada con los votos a favor de PSOE -autor de la propuesta-, Ciudadanos y Podemos. El PP ha votado en contra «ante la sorpresa de abonados y aficionados invitados por el propio partido (han asistido Mariano Moronta, de la Asociación de Presidentes, y Jesús M. Fernández, de la Unión de Abonados), y después de que el director del Centro de Asuntos Taurinos hubiese remitido un informe favorable», explicó a ABC el diputado socialista Diego Cruz.

«La presidencia será desempeñada por personas de reconocida competencia elegidas entre la afición a la fiesta taurina»

Así reza la proposición, presentada por el diputado socialista Diego Cruz Torrijos, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 205 y concordantes del Reglamento de la Cámara:

«Insta al Gobierno de la Comunidad de Madrid a:

1.- Impulsar los procedimientos necesarios para modificar la actual normativa de forma que la Presidencia de los espectáculos taurinos pueda ser desempeñada por personas de reconocida competencia elegidas entre la afición a la fiesta taurina [se elimina la obligatoriedad de que el usía sea un comisario, aunque si es aficionado y lo aprueba la Mesa que se constituya, también puede serlo].

2.- A efectos de concretar el contenido preciso de la modificación señalada en el anterior punto, así como para la elaboración del desarrollo de la misma, el Centro de Asuntos Taurinos constituirá un grupo de trabajo en el que se garantice la participación de los diferentes actores que participan en la fiesta taurina, entre los que se deberá contar con las asociaciones de aficionados taurinos y las uniones de abonados más representativas.

«El Centro de Asuntos Taurinos constituirá un grupo de trabajo en el que se garantice la participación de los diferentes actores que participan en la fiesta»

«Pretendemos adecuar una reglamentación que se ha quedado obsoleta, como se ha hecho por ejemplo en Andalucía -señala Diego Cruz-. Queremos que se democratice más el espectáculo. No significa que un presidente no pueda ser un comisario, pero elimina esa obligatoriedad de pertenecer al Cuerpo de Policía. No es una proposición excluyente, es inclusiva. Se pretende adecuar una reglamentación que está obsoleta, que se cree una mesa de trabajo y en la que formen parte todos los agentes de la Fiesta, toreros, ganaderos... Y fundamentalmente, los aficionados, que son los que sostienen el espectáculo». También hizo una distinción entre «delegado gubernativo y presidente, que no tienen nada que ver, pues al fin y al cabo el presidente hace funciones técnicas, de otorgar o no orejas, devolver toros...».

Ante la pregunta que se hacen muchos aficionados de cómo sorprende que haya presentadola propuesta el PSOE, un partido que navega entre dos aguas en el tema taurino y que ha dado algún puntillazo a la Fiesta en alguna Comunidad, Cruz, que se reconoce aficionado y prefiere no entrar en polémica, subraya: «El asunto es democratizar más el espectáculo y atender la petición que nos hicieron llegar los ciudadanos, en este caso, aficionados a los toros».

En el texto se dice también:

«La gestión de los Asuntos Taurinos es una de las obligaciones de la Comunidad de Madrid, efectuada a través del Órgano de gestión sin personalidad jurídica Centro de Asuntos Taurinos, dependiente de la Consejería de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno. Entre sus competencias está “la explotación, por medio de cualquier fórmula sujeta al Derecho Administrativo, de la Plaza de Toros de Las Ventas, ejerciendo la vigilancia, coordinación y control de los eventuales adjudicatarios del coso taurino a través de lo que establezca el pliego de condiciones y mediante los órganos ejecutivos que procedan”, así como “todas aquellas competencias propias o transferidas que a la Administración Autonómica correspondan en materia taurina o relacionadas con la misma”.

En virtud de esto último diversas Comunidades han elaborado Reglamentos Taurinos propios en los que se ha promovido la más amplia participación en el desarrollo de los festejos de los aficionados y, en su caso, abonados taurinos, dando respuesta a una demanda histórica que venga a superar el anacronismo del excluyente modelo que se contempla en el Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos.

Este tipo de iniciativas no han tenido, a día de hoy, acomodo en la Comunidad de Madrid, por lo que sigue sin obtener respuesta positiva la razonable demanda antes señalada que acerque el desarrollo de la fiesta al sentir de los aficionados y a las preferencias del público».

La medida, que requiere ahora de varios trámites y necesita de un tiempo para su desarrollo, no afectará al desarrollo de la Feria de San Isidro.

Toda la actualidad en portada

comentarios