El Juli y Sergio Flores salen a hombros
El Juli y Sergio Flores salen a hombros - Luis F. Hernández

El Juli y Sergio Flores salvan la tarde en México con los toros de regalo

Cortan dos orejas cada uno a los astados que obsequiaron y salen a hombros en la Monumental

MÉXICOActualizado:

En el pecado llevaron la penitencia. La petición de lidiar toros de Teófilo Gómez en la Plaza México de parte del maestro El Juli, un hecho común en todas las figuras de exigir los encierros que desean torear, acabó en un desastre que terminó salvando el propio madrileño y su alternante Sergio Flores con toros de regalo.

No se entiende por qué buscar el trapío más justo en todos los encierros, si al final, para no ser linchados por el público, terminan enfrentándose a un toro extra, que además les cuesta y que deliberadamente por su mayor trapío dejan en los corrales.

Los seis toros de Teófilo Gómez, además de muy disparejos en presencia y dos de ellos francamente chicos, uno incluso devuelto a los corrales, fueron además sosos, sin emotividad, logrando que el público se aburriera y se molestara. De hecho, El Juli y Sergio Flores estuvieron muy bien, pero con animales así el público, y con toda la razón, no valora nada.

Tuvieron entonces que regalar un toro cada uno. Por fortuna fueron otra cosa y al final, como es la fiesta, el público se entregó y salió feliz porque se emocionaron con las faenas de ambos.

El Juli
El Juli - L. F. Hernández

La de El Juli fue portentosa, variada, emocionante, con tandas largas de muletazos profundos, siempre llevando la muleta abajo y a milímetros de los pitones, aprovechando la emotividad y calidad del toro de Bernaldo de Quirós. Una faena realmente buena del madrileño, que reiteró su lugar bien ganado de una primera figura. Mató de un estoconazo y la locura provocó la concesión de dos orejas bien merecidas.

Su alternante Sergio Flores, con evidente menos experiencia, pero sí mucha hambre, consiguió con su regalo de Santa María de Xalpa, de buen trapío y bravura, momentos de emoción, porque estuvo firme y variado, pese a un fuerte revolcón que sufrió. Nunca cejó en su empeño hasta que después de una buena estocada consiguió igualar a Julián.

El antitaurino holandés Peter Janssen, se tiró al ruedo, donde un monosabio lo «tacleó» para entregarlo sin lesiones a las autoridades que lo remitieron a la delegación de policía. El monosabio fue obligado después a salir al tercio a recibir la única ovación estruendosa que se escuchó durante la lidia ordinaria.

Este lunes continuarán los festejos del 72 Aniversario de la Plaza México con un cartel internacional en el que actuarán Jerónimo, Sebastián Castella, Joselito Adame y Andrés Roca Rey, con toros de Jaral de Peñas, que, en cuanto a presentación, no darán problema.