Lleno en tarde de toros esta semana en Las Ventas
Lleno en tarde de toros esta semana en Las Ventas - ABC

Incertidumbre y preocupación en el mundo del toro con la «alternativa» del nuevo ministro de Cultura

«La cultura está por encima de los gustos personales», dice Victorino

MadridActualizado:

Sorpresa, incertidumbre y preocupación en el planeta taurino con la «alternativa» en el Ministerio de Cultura de Màxim Huerta, un periodista y escritor que no ha mostrado precisamente su querencia por el mundo del toro. Sus tuits contrarios a la Fiesta han corrido por las redes como un manso hacia chiqueros: «No me gusta mucho ver sufrimiento mezclado con aplausos», respondió en Twitter, en julio de 2010, ante esta pregunta de @elcarty: «¿Te mojas con el tema de los toros?» Y ese mismo 28 de julio escribió: «Ahora muchos van con lo de "prohibido prohibir" como si estuviéramos en el mayo 68. Más allá del tema toros, hay cosas que toca prohibir».

Los whassapts de toreros, ganaderos, empresarios, apoderados y aficionados han llenado la memoria de sus móviles con comentarios del «Escritor y periodista. Premio Primavera de Novela 2014 con #LaNocheSoñada», como aparece en su perfil de Twitter. Ahora tendrá que añadir lo de ministro de Cultura. Pero no solo hay inquietud en los estamentos de la tauromaquia, también en el de todos los ámbitos de la cultura y el deporte. «Y de pronto eres ministro y haces que te da la gana. Ea», dijo con sorna (¿o no?) en 2013. «Esperemos que no acabé haciendo lo que le dé la gana...», replican ahora muchos.

«Todos tenemos un pasado pero, cuando uno representa un cargo público, la cultura está por encima de los gustos personales», señala Victorino.

Desde la Fundación del Toro de Lidia (FTL), entidad que aglutina a los principales estamentos de la Fiesta, han escrito una carta abierta al nuevo ministro, en la que le echan un capote para emprender «un viaje de conocimiento» al mundo del toro, desde su crianza hasta la plaza. «Quizás al final de este viaje sigan sin convencerle los toros o quizás descubra una nueva sensibilidad compartida por millones de personas; pero lo que sí es seguro es que va a tener una mirada diferente sobre la tauromaquia», escribe el ganadero Victorino Martín García, presidente de la FTL.

División de opiniones

Este jueves, el acto de entrega de la Oreja de Oro -en la sala Bienvenida de Las Ventas-, se convirtió en una especie de tertulia sobre el nuevo ministro. «¿Pero ese chico que hablaba de las cosas del corazón es culto?», se preguntaba un viejo aficionado. «Yo le veía en el programa de Ana Rosa. A mí hija y a mí nos gusta mucho, parece muy majo», decía un señora mientras ondeaba sus entradas para la corrida de esta tarde. Ya lo dijo Ortega y Gasset: los tendidos de una plaza de toros son el reflejo de España, en este caso, el de la división de opiniones. «Esto no hay quien se lo cargue, ya lo decía Victorino, el ganadero más listo de todos los tiempos».

«Sea o no aficionado a los toros, la Fiesta forma parte de nuestro patrimonio cultural», subraya Enrique Ponce

Precisamente su hijo recogía el premio de la Oreja de Oro de RNE por su gran temporada en 2017. Victorino Martín García declaró a ABC: «Todos tenemos un pasado pero, cuando uno representa un cargo público, la cultura está por encima de los gustos personales. Y la tauromaquia es la cultura popular más importante de nuestro país». El ganadero de lidia y «capitán» de la Fundación del Toro acababa de redactar la mecionada carta abierta a Huerta, en la que, tras felicitarle por su nombramiento, subraya: «Vaya por delante que somos conscientes que no es usted muy aficionado a los toros. Pero también estamos seguros de que eso no va a ser un obstáculo para trabajar juntos en el impulso y mejora de la tauromaquia. Estamos convencidos de que el interés general y el desempeño profesional primarán sobre los gustos personales ante una expresión cultural como la tauromaquia, “incluida en la protección que la Constitución otorga al hecho cultural”, como recordaba recientemente el Tribunal Constitucional. Y si bien ha expresado en el pasado alguna reserva sobre los toros, también es conocido su espíritu abierto, que se precia de cambiar de opinión con argumentos mejores». Y concluía: «En la Fundación del Toro de Lidia va a encontrar siempre un colaborador leal. Son muchos los asuntos en los que tenemos que trabajar en la industria cultural del toro, que necesita apoyo y también mejoras y cambios. Quedamos a su disposición para poder comenzar a trabajar, con ilusión, lo antes posible».

«Le pediría que colabore en la protección y expansión de la Fiesta, que tiene muchos enemigos», manifestó Victoriano Valencia

Elegante como su toreo de máxima figura, Enrique Ponce -que acababa de hacer historia al recoger su séptima Oreja de Oro-, confía en que Màxim Huerta, «sea o no aficionado a los toros, respete la cultura de nuestro país, y la Fiesta forma parte de nuestro patrimonio cultural». Antes su apoderado y suegro, el torero Victoriano Valencia, comentó: «Si no le gustan los toros, siento que no tenga la sensibilidad de apreciar el arte del toreo. Le pediría que colabore en la protección y la expansión de la Fiesta, que tiene muchos enemigos insospechados y pasa incluso por momentos de censura, cuando es un espectáculo universal y en el mundo entero se admira la importancia del torero y el toro, que en su pelea se gana hasta la vida, no como el resto de animales que mueren en un matadero».

«Nuestras puertas están abiertas para que nos conozca, tanto la parte cultural como la ecológica», expresó el ganadero de La Quinta

El joven Álvaro Martínez, ganadero de La Quinta, invitó al recién doctorado ministro de Cultura a conocer el mundo del toro: «Nuestras puertas están abiertas para que nos conozca, tanto la parte cultural como la ecológica». Y clamó «libertad» y «apoyo» a la tauromaquia. Recordó también que «el PSOE es un partido que ha apoyado la Fiesta y cuenta con muchos votantes que son aficionados y merecen su respeto». Contó también a ABC que, «recientemente, Antonio Ramírez de Arellano, consejero de Economía en Andalucía estuvo en nuestra finca; es un aficionado sensacional y que puede explicar muy bien el mundo del toro a los compañeros de partido que no lo entiendan».

«Los toros son una manifestación cultural que merece protección y repercuten de manera importante en las arcas del Estado», explica El Soro

El matador Vicente Ruiz «El Soro», quien comentó haber coincidido con Màxim Huerta en televisión, manifestó: «Si no es aficionado a los toros y no quiere ir a una plaza, que no vaya, pero los toros son una manifestación cultural que merece protección. Además de aunar grandes valores, también repercute de manera importante en las arcas del Estado y da muchos puestos de trabajo».

En el aula Bienvenida se encontraba también el reconocido pintor taurino Diego Ramos. Habló en corto y por derecho: «Pido al ministro que respete la cultura y no sea patoso, porque cerrar la vista a la cultura del toreo es cerrar la vista a años de historia».

«Si va contra la Fiesta, espero que dure muy poco como ministro de Cultura», dice Jaime Ostos

El torero Jaime Ostos mostró su personal garra: «Me encantaría tener una entrevista con él. Cuando no se tiene ni idea de la tauromaquia, suele pasar esto. Le doy la enhorabuena y que tenga mucha suerte, pero, si va contra la Fiesta, espero que dure muy poco como ministro de Cultura. Que sepa que los toreros somos los primeros en estar en todas las causas benéficas, jugándonos la vida para ayudar a los que lo necesitan. Yo respeto que el nuevo ministro no vaya a los toros, pero lo que no podría consentir es que como ministro vaya contra la manifestación artística más real, la del toro, que te puede matar. Y lo digo yo, que tengo 25 cornadas». La Oreja de Oro póstuma fue precisamente para el héroe Iván Fandiño, al que Enrique Ponce dedicó la suya: «Pagó el tributo más alto, su vida».

«Encomiendo mis oraciones a Carmen Calvo y José Luis Ábalos, que son aficionados», comentó un abonado

Tras la entrega de los premios de Radio Nacional de España, en los alrededores de Las Ventas seguía hablándose de toros y de política. Los más pesimistas veían el panorama negro zaino, otros cárdeno y algún optimista ensabanado: «Es joven y tiene pinta de liberal, no creo que vaya a prohibir este arte tan español y a la vez tan internacional», comentó Ángel, que se declaró «socialista y taurino de toda la vida, abonado en el Sol». Juan, con su entrada de tendido bajo de sombra, encomendaba sus «oraciones a Carmen Calvo y José Luis Ábalos, que son aficionados, porque este Màxim y Pedro (Sánchez) deben de ser antis y se lo van a querer cargar».

No faltaron tampoco en los corrillos venteños las alusiones a Picasso y Lorca: «En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida», escribía Màxim Huerta el pasado día 5 con una imagen del poeta. «¡Libertad, libertad!», es la voz a coro de los amantes de la Fiesta.