Hablan sus compañeros, testigos de la mortal cogida

«Los cirujanos se miraban unos a otros, pero yo veía mucha impotencia», aseguró Jamacho, subalterno del matador, al Canal Toros

Actualizado:

El torero Iván Fandiño ha fallecido tras una cornada mortal en el ruedo de la ciudad francesa de Aire dur l'Adour. El matador buscaba cerrar un quite y tras un traspiés acabó en el suelo. Fue entonces cuando el toro de Juan del Álamo clavó su pitón en el costado del vasco, una estocada que resultó ser mortal.

Juan del Álamo

«Cosas así dejan huella y nunca se olvidan, pero lo que quiero es torear ya».

«Todavía no me lo creo. Estoy en shock. El toro era mío. Iván Fandiño, que había estado muy bien en el primero y cortó una oreja, salió a hacer un quite y en el remate no sé si tropezó o si lo empujó el toro. Cayó y en el suelo le pegó la cornada. Sabíamos que le había hecho daño, pero en ningún momento en la plaza se dio la sensación de semejante gravedad… No había ese caos en la plaza, no parecía una cornada exagerada, aunque sí fuerte. Cuando era trasladado a la enfermería, chillaba, se quejaba, pero a nadie nos transmitió tanta gravedad, pese a ser conscientes de que le había hecho daño. Fue trasladado a Mont-de-Marsan, que está a unos cuarenta kilómetros de Aire-sur-l’Adour. Nadie esperaba ese desenlace: yo me fui al hotel, me duché, me cambié y fue luego cuando mi apoderado me transmitió la noticia. Cosas así dejan huella y nunca se olvidan, pero lo que quiero es torear ya mañana (por hoy) e intentar olvidar. Ninguno de los toreros estamos libres de ello».

Jarocho

«Los cirujanos se miraban unos a otros, pero yo veía mucha impotencia».

«Ha sido en un quite en el toro de Del Álamo. Se le ha venido encima y en el suelo le ha pegado la cornada. Estaba consciente, pero se quejaba de que no podía respirar. La cornada ha sido en el costado y ha viajado hacia el estómago. Los cirujanos se miraban unos a otros, pero yo veía mucha impotencia. Le han estabilizado en la enfermería y se lo han llevado rápido al hospital de Mont-de-Marsan, pero no ha llegado. Estamos destrozados», dijo Roberto Martín «Jarocho», subalterno de Fandiño, al canal Toros.