Toreros que hacen el paseíllo en Palma este verano
Toreros que hacen el paseíllo en Palma este verano

El Gobierno advierte al tripartito balear de que no puede prohibir las corridas de toros

El Parlamento regional tiene previsto aprobar en los próximos meses una iniciativa que supondría la supresión de los festejos taurinos en el Archipiélago

PALMA DE MALLORCAActualizado:

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se ha puesto en contacto con el Ejecutivo regional para advertirle de que no puede prohibir las corridas de toros en Baleares, tal como tiene previsto hacer el actual tripartito a través de la modificación de la Ley de protección de los animales que viven en el entorno humano. Así lo ha desvelado este viernes el diario local «Última Hora». En caso de que el PSOE, la coalición econacionalista MÉS y Podemos persistieran en su propósito, el asunto podría acabar incluso en el Tribunal Constitucional.

Cabe recordar que el tripartito que preside la socialista Francina Armengol ha puesto en marcha hasta ahora dos iniciativas contra los festejos taurinos en el Archipiélago, una ya aprobada en febrero y la ahora citada, que todavía está en trámite parlamentario y que previsiblemente se aprobaría el próximo otoño.

En el escrito enviado a la Consejería de Presidencia por la Dirección General de Coordinación de Competencias con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, se recuerda al Gobierno balear que las corridas de toros están protegidas en toda España por una ley de carácter estatal. En ese contexto, se pide que ello sea «convenientemente valorado» en la redacción final de la ley autonómica que el tripartito pretende modificar en estos próximos meses.

Por último, el citado departamento del Ministerio de Hacienda se pone a disposición del Govern «para solventar cualquier cuestión que pueda contribuir a la aprobación de la misma —en relación a dicha ley— conforme al ordenamiento jurídico».

Por su parte, la portavoz del Ejecutivo balear, la socialista Pilar Costa, ha confirmado este viernes la recepción de esa advertencia por parte del Gobierno regional. «Ha advertido de que podría ser cuestionada la legalidad de uno de los artículos de dicha ley, por ser una competencia estatal», ha reconocido Costa, para añadir que desde los Servicios Jurídicos se hará «el correspondiente informe respecto a esta cuestión». Asimismo, ha señalado que se dará traslado de dicho escrito a los grupos parlamentarios que promovieron la iniciativa de prohibir los toros en Baleares.

Costa ha indicado que el propósito del Govern es que «antes de que se continúe con la tramitación parlamentaria o se llegue a su aprobación definitiva en el pleno, se puedan hacer las modificaciones oportunas a fin de que se cumpla de forma estricta la legalidad».

La reforma de la Ley de protección de los animales, aprobada por el PP en 1992, supondría en la práctica la prohibición de las corridas de toros en las Islas y también la supresión de espectáculos como el centenario «correbou» («encierro») del municipio mallorquín de Fornalutx.

Sin embargo, en estos últimos meses ha ido cobrando fuerza en el seno del PSOE la idea de permitir que el «correbou» de Fornalutx pueda seguir celebrándose, aunque sea con algunos cambios, idea que no comparten ni MÉS ni Podemos. Ese popular encierro se celebra cada año a principios del mes de septiembre, cuando un toro se desplaza por las calles del pueblo con la cornamenta atada a unas cuerdas que sostienen vecinos de la localidad.

La Cámara autonómica aprobó ya el pasado mes de febrero una proposición no de ley relativa a la prohibición de los espectáculos taurinos en todas sus formas y a la supresión de cualquier ayuda pública para las corridas. Dicha proposición también instaba a prohibir cualquier espectáculo que cause sufrimiento a un animal.