Justicia contra los que han manchado el honor de Víctor Barrio

La Fundación del Toro de Lidia ha denunciado a varios tuiteros por posible delito de injurias o incitación al odio tras los gravísimos hechos

MadridActualizado:

«Soy Juan Diego, matador de toros». Así se presentó el presidente de la Unión de Toreros a la rueda de prensa (taurina) más multitudinaria que se recuerda. Su rostro aún reflejaba el dolor por la muerte del compañero muerto, Víctor Barrio. No hubo ni una sola falta de respeto en sus palabras pese a tener que lidiar con los miserables comentarios que se han vertido en las redes sociales. Falsos animalistas que celebran la muerte de un torero, la muerte de un hombre, la de Víctor Barrio. Algunos dicen que se mearán en su propia tumba, otros insultan a la viuda y mientan a la madre... La campaña de acoso y derribo a la Tauromaquia alimentada por populismos radicales ha traspasado todos los los límites.«Se ha demostrado que el velo del animalismo y el buenismo lo que esconde son personas que incitan a la odio y a la violencia, manifestaciones que ya no equiparan al hombre con el animal, sino que degradan a la persona», dijo contundente el diestro salmantino.

Muchos tuiteros, unos con nombre y otros ocultos tras una máscara, no han respetado ni el duelo de quienes acaban de enterrar a un esposo, a un hijo, a un hermano... Ahora se festeja la muerte de un torero, la muerte de un hombre. Todo parece valer en la sociedad de hoy, una sociedad que se vuelve sucia y turbia con el mal manejo de las redes sociales. En el todo vale.

Hasta hoy. El grito de «¡basta ya!» de El Juli en una carta a corazón abierto se ha extendido como la sombra del ciprés en la tumba de quien hoy ya no puede defenderse. Las palabras de una madre pidiendo respeto máximo para los toreros el día que enterraba al suyo han calado en la sociedad cabal.

Juan Diego, José Miguel Soriano, Carlos Núñez y Vicente Conde, durante la rueda de prensa en el despacho Creamdes & Calvo Sotelo
Juan Diego, José Miguel Soriano, Carlos Núñez y Vicente Conde, durante la rueda de prensa en el despacho Creamdes & Calvo Sotelo- R. P.

En nombre de su dignidad y de su honor, la Fundación del Toro de Lidia, que ya venía actuando desde hace meses, se ha reactivado. A por todas. Vicente Conde, exmagistrado del Tribunal Supremo, manifestó que la familia de Barrio está al corriente de todos los pasos a seguir. «Ha mostrado su decisión absoluta de perseguir a los personajes que han manchado el nombre de su hijo hasta donde la ley nos ampare. Más allá de las injurias a la madre y la esposa (a título íntimo e individual) el hecho trasciende a un colectivo, y eso hay que analizarlo».

Juan Ortiz Úrculo, su colega del despacho Cremades & Calvo Sotelo, fue más alla: «Tenemos que ver hasta qué punto el ordenamiento jurídico cubre unos fenómenos que no han tenido manifestación, pero que ahora se están manifestando... Estamos estudiando todas las vías posibles y si se hubiera de proponer una reforma legal, lo haríamos. Si no reaccionamos, la convivencia social está en peligro».

Desde el despacho de abogados de la Fundación del Toro de Lidia fueron contudnentes: «Ejercitaremos todas las acciones judiciales y derechos que nos amparen para restablecer el honor, restablecer la dignidad y y restablecer el buen nombre de quien ha sido atacado desde el sábado. Acudieremos al Estado de Derecho», explicó el abogado cabeza visible en la Fundación, José Miguel Soriano.

La vía a seguir será «civil o penal en función de cada caso; si hay condena, habrá sanciones, no cabe duda». De momento, y además de otros tuits denunciados anteriormente a la cornada mortal de Barrio, ya se han interpuesto «denuncias en la comisaría y la policía judicial, ejercitando todas las acciones que en derecho se permiten». «Ante un caso así -añadió Soriano-, los poderes públicos deben tomar medidas ejemplarizantes. Los hechos son gravísimos, trascienden el ámbito taurino. Son personas que bajo el anonimato de las redes cometen auténticas tropelías».

Comentario en Facebook que ha sido denunciado por la Fundación
Comentario en Facebook que ha sido denunciado por la Fundación

El letrado de la Fundación también anunció que se han puesto en contacto «con la Guardia Civil, la Policía y el propio Gobierno, con contactos al máximo nivel en distintos Ministerios, para tomar medidas y con el objetivo de denunciar lo sucedido y castigarlo según la ley correspondiente». De momento, se han interpuesto «en torno a cinco dmandas por injurias y calumnias; aquellos que denunciamos son los que consideramos graves, con un tinte penal calor, delito de injurias o incitación al odio»

En este sentido, la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los tuits ofensivos contra Víctor Barrio, por si pudieran ser constitutivos de delito. La defensora del Pueblo, Soledad Becerril; el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ya han advertido de que los mensajes ofensivos en las redes sociales no quedan impunes y casi siempre se descubre a su autor.

En la multitudinaria rueda de prensa, también se hizo mención al recurso de inconstitucional presentado en el TC por la prohibición de los toros en Cataluña. Seis años después sigue sin resolverse. «No es justoque haya un retraso tan largo, la sentecia es esencial en la estrategia que llevamos y frente a otros ataques», subrayó el ganadero Carlos Núñez. Al quite jurídico Soriano: «Hay una clara invasión de competencias. Así lo entendieron los cincuenta senadores que lo presentaron. Esa tardanza en resolverlo está fomentando y dando alas a los ayuntamientos y diputaciones antitaurinos. Ya hemos presentado diez recursos contra ayuntamientos e instituciones».

Toma la palabra Juan Diego: «Esos ataques populistas son el caldo de cultivo que nos lleva a esto. La justicia que llega tarde no es justicia», sentenció. Y abrochó con la famosa frase de Ortega y Gasset: «Decía que lo que pasaba en una plaza era fiel reflejo de la sociedad. Y lo ocurrido ahora invita a la reflexión como sociedad, a aficionados y no aficionados».

Por el honor y la libertad, en nombre de quien no puede defenderse, la Fundación del Toro emprenderá todas las acciones legales posibles. «La Fundación y sus abogados no estamos en ningún caso contra de de la libertad de expresión, pero cuando se produce un ataque hay que acudir la Estado de Derecho». Acatar la libertad de expresión y atacar el abuso de ella, resumió Soriano.