Enrique Ponce corta un rabo en la Feria de Aguascalientes

El Payo pierde el premio al pinchar a un sobrero de regalo

AGUASCALIENTESActualizado:

El valencianoEnrique Poncetuvo una tarde de maestro del toreo, cortó dos orejas y rabo y pinchó otra faena de trofeos en su segundo, mientras que el mexicano Octavio García El Payo no cortó trofeos pero dejó grata impresión y su compatriota Diego Silveti tuvo momentos muy lucidos.

Con lleno total, se lidiaron cuatro toros de Bernardo de Quirós, primero, segundo y cuarto que fue protestado y cambiado por uno de la Estancia, y el toreado también en sexto lugar. Tres toros de la Estancia, tercero, quinto y el dicho sustituto del cuarto. Y un toro de regalo de La Joya que se dejó. El primero mereció arrastre lento pues los toros de Quirós tuvieron mucha calidad y los de la Estancia sin el nivel de los anunciados. Y el de regalo se dejó meter mano.

Ponce dejó complacido a un público que en su primera aparición no tuvo tela de donde cortar y aunque obtuvo un trofeo sin fuerza, esta tarde se desquitó realizando dos faenas de gran altura. Al primero lo cuajó y lo mató de estocada y se le otorgaron las dos orejas y el rabo, este primer trofeo de la feria que le fue ligeramente protestado. Al sustituto de La Estancia también lo sobó y terminó haciéndole otra faena de gran altura que por desgracia se estropeó al pinchar y perdió mínimo una oreja, más para lo que significaba reunir una actuación para satisfacer al más exigente.

Breve y torero

El Payo con el segundo también estuvo muy torero, tiene sitio, deseos y anda en un buen momento. La faena que tuvo contenido vino a menos al pinchar al toro y solo salir al tercio. El quinto fue un toro que no se dejó y el Payo estuvo breve y torero. Regaló el séptimo para cuajar una faena que también reunió contenido, templanza y torería ante un toro manso pero que tendió al final a salir huido. Estocada y tres descabellos que le quitaron los trofeos pero no otra salida al tercio con muchísima fuerza.

Silveti en el tercero estuvo preciso como siempre, aunque el toro fue menos que los que se lidiaron posteriormente, lo bueno es que mató de estocada desprendida. Al sexto le realizó un gran quite por gaoneras que de verdad entusiasmaron y otra buena faena de muleta para concluir de estocada y terminar dando una vuelta al ruedo.

El torero de plata Miguel Ángel Luna saludó en el tercio un par de banderillas.