Cartel anunciador de la temporada maestrante
Cartel anunciador de la temporada maestrante - VANESSA GÓMEZ

«Ecos de Goya, Picasso y Matisse» en el cartel de la temporada taurina de Sevilla

Es obra del arquitecto cántabro Juan Navarro Baldeweg

SEVILLAActualizado:

La Real Maestranza de Caballería de Sevilla ha desvelado el cartel anunciador de la temporada taurina 2016, una obra del pintor y arquitecto cántabro Juan Navarro Baldeweg, que recurre a una composición figurativa en tonos grises para anunciar los festejos de este año en el coso del Baratillo.

El acto, celebrado en el Salón de los Carteles de la plaza de toros, ha contado con la presidencia del teniente de Hermano Mayor, Javier Benjumea, que se ha mostrado «seguro de que este cartel va a anunciar una espléndida temporada taurina».

El pintor sevillano Juan Fernández Lacomba, cartelista del pasado año, se encargó de la explicación de las claves estéticas de una obra en la que quiere encontrar «ecos de la pintura de Goya, Picasso y Matisse».

Para Fernández Lacomba, la obra del cartelista de 2016 «evoca mucho a Goya, a los mozos de su Tauromaquia, pero el mero hecho de utilizar una grisalla nos lleva al Guernica de Picasso», sumando la obra de Matisse a las fuentes de inspiración del pintor.

Fantasma de energía

Según la interpretación de Lacomba, el autor «se ha atenido a la tradición cartelística reflejando un torero, un toro y la faena como vectores estéticos que resumen el arte de la Tauromaquia».

En esa línea, el académico sevillano reseñó que Navarro Baldeweg «pinta un toro transparente que ejerce como un fantasma de energía que embiste a la muleta».

Juan Navarro Baldeweg (Santander, 1939) es un arquitecto de reconocido prestigio y trayectoria internacional además de catedrático del departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela Superior de Arquitectura de la Politécnica de Madrid, en la que se graduó en 1965.

En 2014 recibió el Premio Nacional de Arquitectura y dentro de su producción hay que anotar el Palacio de Congresos de Salamanca, el Centro Woolsworth en la Universidad de Princeton, el Museo de Altamira, y los teatros del Canal en Madrid o de la Biblioteca Hertziana en Roma.

En 1990 se hizo acreedor del Premio Nacional de Artes Plásticas y en 2007 fue reconocido con la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes que concede el Ministerio de Cultura.