El segundo toro prendió con suma violencia a Cayetano Rivera Ordóñez
El segundo toro prendió con suma violencia a Cayetano Rivera Ordóñez - Fabián Simón

Grave cornada a Cayetano en la Feria del Pilar

Sufre una extensa herida de tres trayectorias en el muslo izquierdo y corta dos orejas; Ponce logra un trofeo y el mejor toreo

ZARAGOZAActualizado:

En la última corrida de su temporada, en la que ha afrontado con bien serios compromisos, Cayetano sufre una cornada de pronóstico grave [parte médico], que no afecta a grandes vasos, y corta las orejas; Ponce, en una actuación muy completa, una. Ginés Marín, sustituto del herido Colombo –que no ha podido tomar la anunciada alternativa–, se estrella con su lote, en una corrida floja y deslucida de los dos hierros de Juan Pedro Domecq.

El segundo, de Parladé, «Manzanito», de 593 kilos, se mueve mucho pero no humilla. Con facilidad, Cayetano liga muletazos vistosos pero es cogido de lleno. Todavía logra la estocada, antes de ser llevado a la enfermería, en un ambiente de gran emoción.

Se lesiona el tercero, en banderillas: se corre turno. Apenas pica al toro el padre del diestro. Saluda Fini. Brinda Ginés al herido Colombo: dibuja muletazos estéticos y «traga», cuando el toro se para, muy pronto. El sobrero quinto, muy soso, se derrumba varias veces, impide cualquier lucimiento. No ha tenido opciones. Volverá el sábado.

Brillantísima temporada

Cierra Ponce su brillantísima temporada con una gran tarde. El primero es noble pero tiene tan poca fuerza y fondo como las frases de Puigdemont; como ellas, se derrumba, enseguida. De poco sirve la elegante maestría de Ponce ante un animal que tiene tan poco recorrido como la propuesta de independencia. Flaquea y huye el cuarto, protestado. Ponce le saca lo que nadie esperaba: magistrales cambios de mano, naturales lentísimos, citando con el envés de la muleta (los quiere llamar «chivanas», por Chiva,su pueblo) y tres poncinas valerosas, por lo incierto de la res. Tarda el toro en caer y el premio a la gran faena se queda en una oreja. En el último, entrepelado, saluda Iván García. Brinda Ponce a su cuadrilla, incluido Manuel Quinta, ya retirado. El toro se acaba pronto y Enrique se mete entre los pitones: la espada tropieza en una banderilla y el premio se queda en una vuelta al ruedo.

La víspera del Día de la Raza, Cayetano ha sacado a relucir su raza torera; Ponce, su indiscutible magisterio. Han sonado varias veces gritos de «¡Viva España!» Ponce ha dado la vuelta con una bandera rojigualda: no es de extrañar, en la tierra de Goya y Agustina de Aragón. Los independentistas catalanes han conseguido que el patriotismo español se manifieste con más vigor.

Posdata. La jota está viva, se renueva, cada día. He escuchado, ahora, una nueva jota: «Ni Puigdemont ni Junqueras / acabarán con España: / Zaragoza es española, / seguiremos dando caña». Luego, otra jota: «Aunque firmen y aunque dizan, / que dizan pero no hazan: / Zaragoza es española, /en eso no nos engañan». Y una tercera: «España no es Eslovenia, / Zaragoza no es Liubiana, / soy español y taurino / porque a mí me da la gana». Escuchándolas, recuerdo yo una zarzuela: «Los de Aragón / no saben transigir». Ni los demás españoles, espero.

ZARAGOZAActualizado:Actualizar

Parte médico

Cayetano fue operado de una «herida por asta de toro a nivel de la cara interna del tercio superior del muslo izquierdo con orificio de entrada de 6 cm y tres trayectorias: Una superior que llega hasta el pubis, otra posterior de 10 cm que desgarra las fibras de los músculos aductores y otra inferior de 20 cm que dilacera las fibras del cuádricep. Profusa hemorragia a expensas de vasos musculares de pronóstico grave que sí le impiden continuar con la lidia».

Sexto toro

Sale en último lugar el previsto como quinto, y que le correspondía a Cayetano, que acaba siendo el toro de la jota y lidiado por Ponce, en otra técnica y sabia faena, con escenas a derechas con mucho sabor y contenido. Al entrar a matar, el acero dio en uan banderilla y perdió pie, afortunadamente sin percance que lamentar. Dejó luego un pinchazo hondo caído. Da una vuelta al ruedo en medio de una gran ovación.

Quinto toro

Ya está en el ruedo el quinto, que por el percance de Cayetano y al haber corrido turno Ginés, sale el sobrero, de Juan Pedro. No da opciones de triunfo al joven.

Cuarto toro

Ya está en el ruedo Niñato, de Juan Pedro, de 528 kilos. Parece renquear y no invita a la esperanza... Salvo a Enrique Ponce, que lo lidia perfecto y le aplica la medicina adecuada de principio a fin. Logra series sensacionales con maestría y despaciosidad que calan mucho en el público, con un muletazo lentísimo con el envés de la muleta. En el epílogo se recrea en la poncina. Toda una creación del valenciano, que hace al toro mejor de lo que parecía. Enésima lección de primera figura. Estocada corta trasera y tendida. Tarda el toro en doblar y el premio queda en una oreja. Enrique Ponce da la vuelta al ruedo envuelto en la bandera de España.

Tercer toro

Mientras Cayetano es intervenido en la enfermería, aparece en el ruedo Lechuza, de Juan Pedro, de 605 kilos. Turno de Ginés Marín, sustituto de Jesús Enrique Colombo. Cuando se está cambiando el tercio, el toro se lesiona y el presidente enseña el pañuelo verde. Se corre turno y va a salir el previsto en último lugar, bautizado como Hermoso, de Parladé, negro bragado, de 566 kilos. El extremeño entiende muy bien a este Hermoso, con buenas series por el derecho. Pinchazo y estocada caída. Saludos tras petición minoritaria.

Cayetano, con la cara ensangrentada tras ser cogido por el segundo toro
Cayetano, con la cara ensangrentada tras ser cogido por el segundo toro- Fabián Simón

Segundo toro

Manzanito, de Parladé, negro, de 593 kilos. Suelto desde la salida, Ginés le receta un buen quite por chicuelinas. Cayetano comienza con mucha disposición y algún torero pasaje. Sigue con entrega sobre la derecha: el toro se mueve y transmite. Rivera continúa con una trinchera y liga derechazos. Sobre la zurda, el toro lo prende de manera espantosa, con una violencia total en un golpe seco. Se lo echa a los lomos y acaba con la cara ensangretada, hecho un ecce homo, y con una cornada en la pierna. Aguanta con mucha raza el torero dinástico y lo caza de una estocada. Nada más enterrar el espadazo, lo cogen en volandas y se lo llevan a la enfermería en una camilla humana. Cae el toro y afloran los pañuelos en los tendidos. Dos orejas para Cayetano.

Segundo toro
Segundo toro- Teseo

Primer toro

Sale Malhechor, de Parladé, negro, de 557 kilos, al que Ponce recibe a la verónica. El toro tiene las fuerzas muy justas, lo que le hace defenderse, y una embestida corta, de escaso fondo. El maestro de Chiva le busca las vueltas, pero este parladé está cogido con alfileres. Imposible la brillantez. La gente se impacienta. Dos pinchazos y estocada baja. Silencio. Pitos al toro.

Paseíllo

Hacen el paseíllo Ponce, de marfil y oro, Cayetano, de turquesa y oro, y Ginés Marín, de blanco y oro.

Sorteo

Esta mañana se sorteó la corrida de Juan Pedro, tres con el hierro de Parladé (primero, segundo y sexto).

Cartel

¡Buenas tardes! Bienvenidos a la quinta corrida de la Feria del Pilar de Zaragoza. Se anuncian Enrique Ponce, Cayetano y Ginés Marín, con toros de Parladé y Juan Pedro Domecq.