Toros

Tarde de negro luto en San Fermín

Momentos de torería de Curro Díaz un día después de tener que estoquear el toro que mató a su compañero Víctor Barrio

Minuto de silencio en homenaje a Curro Díaz
Minuto de silencio en homenaje a Curro Díaz - Efe
ANDRÉS AMORÓS PamplonaGuardado en: Toros

Un pesado manto de desolación ha caído sobre la Feria: lazos negros sobre las camisas blancas, en recuerdo y homenaje a Víctor Barrio. Ni los profesionales ni los aficionados se lo acaban de creer. Todos los corazones se han quedado en Teruel y en Sepúlveda pero, por duro que sea, la Fiesta debe seguir. En el paseíllo, los diestros van desmonterados, con corbata negra y lazo de luto, en la chaquetilla. A todos nos acongoja un silencio que, aquí, contrasta tanto con la algarabía habitual.

Debutan en San Fermín los toros grandones de Pedraza de Yeltes, muy serios pero deslucidos.

A Curro Díaz le tocó, en Teruel, el amarguísimo trago de recoger del suelo a su compañero y, luego, matar el cuarto toro, mientras a Víctor Barrio intentaban salvarlo. Logró sobreponerse y cortarle la oreja, después de una artística faena. ¿De qué madera de héroes están hechos estos hombres? El primero raja el capote de salida y aprieta a tablas. El primer brindis al cielo nos pone un nudo en la garganta. (Sus compañeros también lo harán). En la muleta, el toro se defiende y casi se lo lleva por delante, en un momento de descuido. Mata con facilidad. Aunque está visiblemente afectado, le baja la mano al cuarto con decisión y torería pero pincha.

Iván Fandiño intenta volver a ser el que era. En el segundo, pegajoso, hace el esfuerzo pero no logra quitárselo de encima y mata a la segunda. Liga algunos derechazos buenos en el quinto, muy grande, que pronto se raja a tablas y pone difícil entrar a matar.

Juan del Álamo fue rival, como novillero, de Víctor Barrio y testigo de su alternativa. ¡Cómo recordará ahora tantas tardes, compartiendo ilusiones! En el tercero, logra muletazos estimables, recurre a los rodillazos y mata rápido. Le saca al sexto algún muletazo hasta que el toro echa el freno. Falla con el descabello.

Mérito grande han tenido los tres diestros, esta tarde, aunque no hayan podido levantar el peso del negro luto. En el corazón de todos sigue Víctor Barrio.

A. AMORÓS/ABC.ES PamplonaGuardado en: Toros  Actualizar

Sexto toro

Ya está el último en el ruedo, Bello, nº 27, de 580 kilos. Otro toro deslucido, que echa el freno. Media y trece descabellos. Aviso. Pitos.

Quinto toro

Sale el quinto toro, Liebrote, nº 52, de 605 kilos. Fandiño liga derechazos aceptables, pero el toro se raja y no hay manera de estoquearlo. Cuando se echa y trata de apuntillarlo el tercero, el toro le pega un tremendo volteretón. Dura la caída. Finalmente lo descabella Fandiño. Seis pinchazos y descabello. Aviso. Silencio.

Cuarto toro

Sale el cuarto, Buscaoro, nº 22, de 575 kilos. Curro Díaz comienza con mucha torería y pudiendo al toro, pero el pedraza va a menos. Tres pinchazos y estocada caída. Silencio. Emotivas palabras: «Lástima que no haya salido uno para haberse podido romper, si ser torero es lo más bonito del mundo».

Tercer toro

Sale el tercero, Dudalegre, número 3, de 585 kilos. Juan del Álamo también brinda al compañero muerto, con estas palabras a los micrófonos del Plus Toros. «Brindo este toro a la familia de Victor Barrio, y en especial a Víctor Barrio, que es un torero de los pies a la cabeza». Juan del Álamo hace lo más destacado de la primera parte. Estocada defectuosa. Palmas.

Segundo toro

Ya está en el ruedo el segundo, Tontillo, número 51, de 625 kilos. Pegajoso este toro y Fandiño, que ha brindado al cielo, no consigue quitárselo de encima. Pinchazo y estocada. Silencio.

Primer toro

Sale el primer toro de Pedraza, Joya, de 585 kilos. Curro Díaz brinda al cielo. Toro complicado, que a punto está de llevárselo por delante. Saca algún muletazo suelto, pero se le nota lógicamente lo sufrido la tarde anterior. Estocada desprendida. Silencio.

Minuto de silencio

La plaza de Pamplona guarda un minuto de silencio en memoria de Víctor Barrio. Acordes durante esos sesenta segundos, tremendamente emotivos.

Paseíllo

Con lleno de no hay billetes, hacen el paseíllo desmonterados y con crespón negro en señal de luto Curro Díaz, de rosa y oro, Iván Fandiño, de rosa y oro, y Juan del Álamo, de verde manzana y oro.

Iván Fandiño

«Uno de los nuestros ha entregado su vida al toreo. Víctor, hoy te lloramos, pero ya estás con los grandes en el cielo», escribió en su twitter.

Juan del Álamo

«Es una plaza muy diferente, con una personalidad muy peculiar, lo que intenta es venir mentalizado. La lástima del compañero y amigo Víctor Barrio, ojalá Dios lo tenga en gloria y se acuerde de él».

Curro Díaz«Este es el mejor lugar para un torero. En principio cuando hay una garnatía uno viene con otro cuerpo, lo más importante es que estamos en Pamplona», declara a las cámaras del Plus. Un día difícil. Su rostro tiene un rictus distinto al de los demás. Profundo dolor.

Sorteo

Esta tarde debutan en el ruedo pamplonica los toros de Pedraya de Yeltes, que oscilan de los 575 a los 625 kilos.

CartelBuenas tardes. Tarde de sentimientos encontrados en Pamplona. Ambiente enrarecido: el bullicio de las peñas contrasta con el rostros entristecidos. No es un día cualquiera. Ayer murió Víctor Barrio tras una brutal cogida. De su toro tuvo hacerse cargo Curro Díaz, que hoy abre el cartel, acompañado de Iván Fandiño y Juan del Álamo.

ABC.ES PamplonaGuardado en: Toros

Esta mañana se han enchiquerado los seis toros de Pedraza de Yeltes, ganadería que debuta en Pamplona. Abre plaza Curro Díaz, el torero que tuvo que hacerse cargo ayer del toro que mató a Víctor Barrio. Completan el cartel Iván Fandiño y Juan del Álamo.

Este es el orden de lidia:

1. Joya, nº23, de 585 kilos.

2. Tontillo, nº 51, de 625 kilos.

3. Dudalegre, nº 3, de 585 kilos.

4. Buscaoro, nº 22, de 575 kilos.

5. Liebrote, nº 52, de 605 kilos.

6. Bello, nº 27, de 580 kilos.

Toda la actualidad en portada

comentarios