Derechazo de Rubén Pinar al primero de la tarde
Derechazo de Rubén Pinar al primero de la tarde - Paloma Aguilar

Mansos de hace un siglo en San Isidro 2018

Meritoria actuación de los tres diestros en una muy mala corrida de Dolores Aguirre

MADRIDActualizado:

Se frustra la ilusión por ver las reses de Dolores Aguirre, que siempre apostó por el toro bravo. Los de esta tarde, muy serios, bien armados, decepcionan totalmente por su mansedumbre descastada, con peligro: toros de otra época… y malos. Tiene mérito la dignidad de los tres diestros, en su única actuación, en la Feria. Se guarda un minuto de silencio por el valentísimo palentino Marcos de Celis, al que vi triunfar en esta Plaza.

El albaceteño Rubén Pinar ha triunfado repetidamente en Las Ventas y en su tierra, intenta volver a la primera línea. El primero, «Botero», supera los 600 kilos pero no está gordo, como los de los cuadros de ese pintor; empuja fuerte, en el caballo; aprieta a Miguel Martín (aplaudido muchas tardes, en esta Feria); es reservón y complicado. Rubén, gran profesional, le saca muletazos con mérito y riesgo. Aunque mata a la tercera, saluda una ovación.

El jienense Venegas demostró su capacidad aquí, hace un año, con «Gallito», un toro de Saltillo que tomó cinco varas, un torrente de bravura. El segundo embiste cruzado, va fuerte al caballo, espera en banderillas, cabecea: ¡una prenda! Venegas traga, está muy digno y sale ileso: no cabe más. Incluso a punto de morir, el toro pega un arreón que casi se lleva por delante al torero.

Venegas observa el manso comportamientto del toro
Venegas observa el manso comportamientto del toro - Paloma Aguilar

La pasada temporada, Noé Gómez del Pilar indultó un Victorino y, luego, confirmó su alternativa, con Fandiño como padrino. Acude a portagayola en el tercero pero el toro huye de él, del capote y de la puya: recibe sólo cuatro refilonazos (algunos piden las banderillas negras); también huye de la muleta pero el diestro se dobla con torería; aguanta las fieras oleadas aunque ha de salir de naja dos veces para evitar el percance, que bordea constantemente. Mata con decisión y saluda.

El cuarto, abierto de pitones, hace hilo, se raja a tablas, embiste con menos fiereza pero huye descaradamente de la muleta de Rubén Pinar, firme y poderoso, que apenas puede entrar a matar.

El quinto mansea, se frena, huye pero sí logran picarlo, en cinco entradas al caballo. Banderillea con mucho valor David Adalid, que saluda. Venegas le saca algunos muletazos, se justifica, aunque el toro es incierto, busca y cabecea, con los pitones por las nubes. Mata con decisión y saluda.

El descastado sexto huye a chiqueros, mientras lo persigue Gómez del Pilar
El descastado sexto huye a chiqueros, mientras lo persigue Gómez del Pilar - P. Aguilar

Vuelve a ir a portagayola y logra la larga Gómez del Pilar en el último, muy alto, huido, que se desentiende de los banderilleros. Intenta provocar la embestida pero el toro no tiene un pase y acaba echándose. Ha de entrar a matar en la misma puerta de toriles. Triste final de una triste corrida.

He hecho la crónica toro a toro, como en el siglo XIX o a comienzos del XX, porque estos toros parecían los de aquella época, cuando salían malos. Lo único bueno de la tarde ha sido la digna actuación de los toreros, los de oro y los de plata; también, que no haya habido percances, aunque hemos pasado momentos de verdadero miedo. Lo demás, para olvidar. No me gusta ese toro aborregado que tantas tardes vemos, pero tampoco éstos, mansos de otro siglo, huidos, peligrosos, que sólo admiten la lidia sobre las piernas y matarlos; con ellos, no cabe el toreo estético que hoy se exige.

Postdata. El Madrid, como Mussorgski, conoce ya «la gran puerta de Kiev». Algunos de sus futbolistas también han toreado. El sevillano Montalvo dio tantas manoletinas que desacreditó (por desgracia, temporalmente) ese muletazo. También intervino en tentaderos Gento, «la galerna del Cantábrico». Juanito sufrió más de una sanción por escaparse a torear y, al retirarse, le cortó simbólicamente la coleta Curro Romero. Ahora mismo, Raúl es íntimo de Ponce, igual que Ramos lo es de Talavante. Cuentan que Sergio se ha atrevido a alternar en el campo, con su amigo. ¿Fútbol o toros? Los dos. No soy el único español que comparte las dos pasiones.

MADRIDActualizado:Actualizar

Sexto toroBilbatero, herrado con el 15, nació en diciembre de 2013, es negro mulato listón y pesa 634 kilos. Otra vez se marcha al portón de los miedos Gómez del Pilar, que esta vez sí lleva a cabo la portagayola. Se mueve este dolores con otro aire por momentos y no se pierde la esperanza. Un espejismo. Nada salva la mansa y mala corrida. No quiere pelea el manso, que se marcha a chiqueros y se echa literalmente. Descastado total. Pinchazo hondo. Se echa. El puntillero lo levanta. Coge el descabello Del Pilar. Palmas de despedida.

Quinto toroCiagarrero, número 23, negro mulato listón meano, de 626 kilos, de diciembre del 13. Un buque es este toro, que sale husmeando la arena. Se cruza y se frena en el capote. Mansea mucho y sale de najas en el caballo. Empuja en el picador que guarda puerta y está un largo rato bajo el peto. Le zurra bien el piquero. Se desmontera David Adalid en banderillas. Le cuesta pasar al toro, y lo hace con la cara alta, aunque no es de los más difíciles, se pone cada vez más complicado. Se tira a matar de verdad y la estocada cae incluso algo contraria, pero también está tendida. Tiene que descabellar. Saludos.

Cuarto toroPitillo, número 1, de 640 kilos, negro bragado meano y coletero, de octubre del 13, bastote. También mansea este animal. Para colmo, sopla más el viento. Pinar corre detrás del toro para intentar sujetarlo, pero en cuanto le pega uno, se pira. No hay lucimiento posible. Y la gente se impacienta. Además, el festejo va muy lento. Aburrido el toro, aburrido el torero y aburrido el personal en este capítulo. Pincha en los bajos y estocada baja. Pitos al toro. Silencio para Pinar.

Tercer toroCarafea, número 53, negro salpicado axilblanco girón, de 574 kilos, nacido en diciembre del 13. Gómez del Pilar se va a chiqueros a recibirlo a portagayola, se santigua tres veces antes de que se abra el portón, pero el toro pasa olímpicamente de él. Suelto y distraído, propio de los atanasios. Sale de najas cuando siente la puya. Algunos piden las banderillas negras, que era lo propio para este manso, que pone en serios apuros a la cuadrilla. El madrileño brinda al público. Y se va a la guerra a los terrenos del 5, que es donde se encuentra Carafea, un bello animal que huye hasta de su sombra y da media vuelta al ruedo. Lo lidia por bajo entre las emociones. Bienvenidas sean. El toro repite con genio, se come al matador, que hace un esfuerzo meritísimo. Lo intenta por ambos pitones con un toro huidísimo, que embiste como un tigre a zarpazos y que está para una lidia a la antigua. De vez en cuando, humilla, como en tres naturales. Pero luego tiene que poner pies en polvorosa el matador para no verse cogido. Dura la corrida en su primera parte. Lo caza con habilidad de una estocada caída. Pitos al toro. Gran ovación con saludos del matador.

Segundo toroCaracorta, número 29, negro salpicado, de 568 kilos, nacido en octubre de 2013. Sale manso y huido el serio ejemplar. Le zurran demasiado en varas, y el picador oye el grito de "¡qué malo eres!" Desordenada la lidia y el tercio de banderillas, un desastre: más en el suelo que en el lomo. Huye al 7 el toro tras el primer muletazo de Venegas. Muy lejos de va en cada uno de los primeros pases. Embiste descompuesto y se palpa el peligro. Meritorio el torero de Jaén con un hueso duro de roer. Suena una voz a grito pelado: "¿Dónde está El Juli?" Pasa un trago con tan peligroso material, la papeleta no es fácil. Y Venegas resuelve con dignidad para lo poco que torea, aunque el toro está para lidiarlo, machaterlo y matarlo, y no para pases... Mata de estocada caída y tendida. División para el toro. Palmas para el torero.

Primer toroBotero, número 25, negro listón bragado meano, de 604 kilos, nacido en octubre de 2013, un toro grandón, en la línea de su encaste. Mansea el toro y desarrolla complicaciones en la muleta. Pinar se dobla con inteligencia en el prólogo, protesta luego el de Dolores. Pero el albaceteño, experto en estas lides y uno de los matadores más preparados, lo mete luego en vereda sobre la derecha, con el mansurrón ofreciendo varias embestidas humilladas y con transmisión. Hay emoción en la plaza, que de eso se trata este espectáculo. Pelea entre torero y toro por el izquierdo, por donde se queda más corto. En el regreso a la senda diestra, el de Dolores también se queda más corto y se revuelve rápido; no quiere los de pecho. Pincha Pinar. Dos pinchazos y estocada atravesada. Ovación al interesante toro; saludos del torero.

PaseílloHacen el paseíllo Pinar, de azul pavo y oro; Venegas, de verde hoja y oro, y Gómez del Pilar, de verde hoja y oro.

La ganadera Isabel Lipperheide
La ganadera Isabel Lipperheide - Plaza 1

AmbienteExpectación desde la hora del sorteo en un Madrid que hoy espera con expectación la corrida y la llegada de los jugadores del Real Madrid. El corazón partido entre el fútbol y los toros. La imagen de Talavante y Sergio Ramos, con el capote del torero, ha dado la vuelta a las redes sociales.

Ficha del sorteo
Ficha del sorteo - Plaza 1

SorteoEsta mañana se han sorteado los ejemplares de Dolores Aguirre, cuyo peso oscila entre los 568 y los 640 kilos. Los sobreros son de Adelaida Rodríguez.

Cartel¡Buenas tardes! Bienvenidos a la vigésima corrida de la Feria de San Isidro. Se anuncian toros de Dolores Aguirre para Rubén Pinar, Venegas y Gómez del Pilar