Toros

Curro Díaz sufre una grave cornada de 20 centímetros

El matador ha resultado herido en la ingle y en la cara durante una corrida en Manzanares

Curro Díaz, saliendo de la enfermería camino del hospital
Curro Díaz, saliendo de la enfermería camino del hospital - Ayuntamiento de Manzanares
AGENCIAS - @abc_es Ciudad Real - Actualizado: Guardado en: Toros

El matador de toros Curro Díaz ha entrado desvanecido a la enfermería de la plaza después de ser cogido por el primer toro de la corrida que se celebra este sábado en Manzanares (Ciudad Real). El accidente le ha provocado una cornada en la ingle izquierda, además de un fuerte golpe en la cara.

Posteriormente ha sido trasladado a la Clínica Santa Cristina de Albacete, según ha desvelado la cuenta oficial del torero en Twitter.

El percance sobrevino durante la faena de muleta, al tratar de ensayar la segunda tanda al natural a un toro rebrincado y justo de fuerzas, que no ha tenido ni un pase por el lado derecho.

Pero por el izquierdo se tragó la primera serie. Al tratar de instrumentar la segunda el animal se le vino encima, arrollándole, y «cazándole» certeramente en la ingle izquierda, Además, le propinó un terrible golpe en la cara.

Con el rostro ensangrentado y totalmente desvanecido ha sido trasladado por las cuadrillas a la enfermería, donde fue intervenido por el cirujano jefe de la plaza de toros de Albacete, el doctor Pascual Masegosa.

En la enfermería fue intervenido Curro Díaz de "cornada en región inguinal izquierda, con trayectoria ascendente con dirección a retroperitoneal de 20 centímetros que produce disección de la arteria ilíaca en un trayecto de 12 centímetros. Presenta, además, herida en mentón".

Se interviene en enfermería con anestesia raquídea con ampliación de herida para comprobación de lesiones, limpieza de la misma, colocación de drenajes y cierre. Pronóstico grave. Trasladado a Albacete.

Se lidiaron seis astados de Toros de Mollalta, de variada presentación y juego. Primero rebrincado y sin entrega, segundo, tercero y cuarto nobles y con calidad, ovacionados en el arrastre, quinto y sexto sosos y faltos de fuelle.

Curro Díaz, cogido en su primero, al que despachó Bautista (silencio).

Juan Bautista, silencio y oreja.

Rubén Pinar, dos orejas, dos orejas y oreja.

En cuadrillas, Óscar Castellanos saludó tras banderillear al sexto.

Toda la actualidad en portada

comentarios