Toros

Los consejos de Morante de la Puebla a los alumnos de la Escuela Yiyo

El sevillano y Paco Ureña visitan a los chavales del centro taurino en Las Ventas

Morante, con los alumnos de la Escuela Taurina de Yiyo en Las Ventas
Morante, con los alumnos de la Escuela Taurina de Yiyo en Las Ventas - Plaza 1
ABC.ES Madrid - Actualizado: Guardado en: Toros

La Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid José Cubero «Yiyo» es ya una realidad. Casi cincuenta alumnos matriculados entrenan diariamente en laplaza de toros de Las Ventas [reducción de la pendiente]para luchar por el sueño de llegar a ser figura del toreo. Durante este mes que lleva en marcha la escuela, los alumnos han recibido la visita de Morante de La Puebla y de Paco Ureña.

Paco Ureña, con los alumnos de la Escuela Yiyo
Paco Ureña, con los alumnos de la Escuela Yiyo- Plaza 1

El torero sevillano habló durante más de dos horas sobre su concepto y la tauromaquia en general. Les habló de la naturalidad, del manejo de los trastos [entrevista], de su día a día, de su trayectoria, de lo que le gusta y lo que no en la tauromaquia actual, de cómo concibe la preparación física y mental de un torero.

Algunos alumnos le preguntaron cómo una figura del toreo como él afrontaba tardes de gran compromiso. Morante les aconsejó buscar en sí mismos, en su interior para ser distintos, y sobre todo incidió en que el toreo es naturalidad, no solamente manejando los trastos sino también en la forma de comportarse en la plaza, que nada sea fingido ni forzado.

Todas las suertes

Les pidió a los profesores que trabajaran mucho la lidia total, que todos aprendieran todas las suertes para que supieran banderillear aunque luego no lo efectuaran siempre. Aprovechó para recordar que él, a veces, banderillea algunos toros y que se atreve a hacerlo porque lo aprendió. Valoró al torero que es capaz de banderillear todos los toros y citó al profesor de la Escuela, Miguel Rodríguez, como buen ejemplo de ello.

Morante, con los alumnos de la Escuela Yiyo
Morante, con los alumnos de la Escuela Yiyo- Plaza 1

Paco Ureña también visitó a los alumnos de la Escuela a finales de marzo mostrándoles que el esfuerzo y la lucha tiene su recompensa como ha sido su caso. A Ureña se le cortó la voz al mirar al ruedo de Las Ventas... Les contó a los alumnos su vivencia personal y su largo camino de lucha y de creer en sí mismo para aguantar y soportar que no se abrieran los despachos de ninguna plaza, explica en nota de prensa el departamento de comunicación de Plaza 1. En la actualidad es uno de los toreros que ha encajado mejor con la afición venteña y les explicó que es un orgullo y una gran responsabilidad.

Nuevos valores

Las funciones de la escuela incluyen la colaboración en la mejora y promoción de la tauromaquia, facilitando el nacimiento de nuevos valores que contribuyan a su pervivencia y engrandecimiento; y la enseñanza de los conocimientos teórico-prácticos correspondientes al aprendizaje de las diversas suertes de la tauromaquia, que ayuden a los aspirantes a formarse como toreros en sus diversas formas.

Los aspirantes a torero observan el manejo del capote de Morante
Los aspirantes a torero observan el manejo del capote de Morante- Plaza 1

Las asignaturas teóricas se centran en conocer la Historia del toreo a través de sus principales figuras y conocer bien el toro bravo para lo que analizan los encastes, morfología y comportamiento. Para ello utilizan las instalaciones de la Sala Cossío, la biblioteca de la plaza y el Aula Antoñete. En el apartado práctico, además de las clases diarias de toreo de salón, cabe destacar que en apenas un mes de funcionamiento de la Escuela José Cubero «Yiyo» han realizado once tentaderos y toreado cerca de cincuenta vacas.

Toda la actualidad en portada

comentarios