Toros

Los antitaurinos se mofan en Twitter de la muerte de Fandiño

El fallecimiento de Fandiño provocó una oleada de tuits manifestando alegría ante el suceso

Ivan Fandiño, en una corrida reciente en Las Ventas - Paloma Aguilar
ABC - Actualizado: Guardado en: Toros

«Iván Fandiño ha muerto y yo que me alegro». Es solo uno de los numerosos tuits de antitaurinos mofándose de la muerte del torero y del dolor de su familia. O los repugnantes mensajes: «El torero muerto que se joda. #DEPIvanFandino que le den», de Soy_DelDepor; «Leo sobre un matador que acaba de fallecer en el hospital. Envío mis bendiciones al toro», por un tal IvánArdura Barraza, y «Vaya, ha muerto un asesino, por lo visto llamado Iván Fandiño», de Rodry03.

Los crueles insultos y descalificaciones vertidos en las redes sociales contra el último torero fallecido reabren la polémica de la impunidad con la que algunos actúan en su ejercicio de la libertad de expresión, escudándose la mayoría de las veces en el anonimato. La Fundación del Toro de Lidia anunció ayer que sus abogados «están trabajando con los mensajes recibidos y en los próximos días interpondremos las primeras denuncias». El organismo encargado de la defensa de la tauromaquia ha abierto en su página web un buzón, «No hay derecho», para «poder hacer una denuncia social pública y, en los casos pertinentes, jurídica, por parte de la Fundación».

La cataradura moral de los animalistas no conoce límites. Así, ediciones Innisfree, en la promoción de un libro, escribía esta bazofia de tuit: «Ha muerto un tal Iván Fandiño, asesino de toros, un trabajo de mierda».

Toreros como Francisco Rivera Ordóñez estallaron indignados contra los mensajes degradantes y ofensivos contra el mundo del toro: «¡Me cago en los muertos de toda la gente mala que se alegra de la muerte de un hombre bueno!», escribió Paquirri en su twitter personal después de dar el pésame: «Gloria a ti, torero. Que Dios te acoja en su gloria y le dé consuelo a tu familia».

También los comentarios antis hicieron incendiar el twitter del golfista madrileño Gonzalo Fernández-Castaño. La periodista sueca Stina Sternberg, especializada en golf, se mofaba de la tragedia con un espantoso e inoportuno tuit que acompañaba la noticia de la cornada mortal a Fandiño: «Karma is a bitch» (El Karma es una putada). El mensaje irritó a Fernández-Castaño, que respondió: «Después de leer tu tuit, la única puta aquí eres tú».

Como ya ocurriese hace once meses con la cornada mortal a Víctor Barrio o recientemente con la muerte del pequeño Adrián –el niño con cáncer que soñaba con ser torero–, son muchos los desalmados que ahora se ensañan contra los profesionales taurinos en las redes sociales, con expresiones vejatorias e injuriosas.

Toda la actualidad en portada

comentarios