Juan José Padilla, en la Misericordia
Juan José Padilla, en la Misericordia - Fabián Simón

La adjudicación de la plaza de toros de Zaragoza, paralizada por dos recursos ante el Tribunal de Contratos Públicos

La Diputación demora la firma con Tauroejea-Zúñiga por la reclamación de dos empresas que se presentaron al concurso

ZARAGOZAActualizado:

«Si no se producen más sobresaltos judiciales o administrativos, la plaza de toros de Zaragoza ya tiene nueva empresa. Se trata de la UTE formada por Tauroejea (Jesús Mena y Julio Fontecha) y Circuitos Taurinos (Carlos Zúñiga hijo), que en un sorteo a cara o cruz, se impuso a su competidora más directa, Castejón Abogados SL». El pasado 20 de marzo, ABC comenzaba así la crónica sobre la adjudicación de la gestión del coso de la Misericordia. Pues bien, los nuevos sobresaltos han llegado a la Diputación Provincial en forma de recursos.

Según los plazos legales en materia de contratación, este 9 de mayo finalizaba el plazo para presentar recursos a la adjudicación para proceder a la firma definitiva del contrato con la nueva empresa. Sin embargo, todo tendrá que esperar «sine die». La Diputación de Zaragoza, a través de un comunicado, informa de que dos de las empresas que optaron a la gestión de la plaza, Castejón Abogados y Kranebitten 1976, han presentado «sendos recursos especiales en materia de contratación con el mismo contenido literal para remitir al Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón» solicitando declarar nulo todo el proceso de contratación de la gestión del coso zaragozano, incluido el pliego de condiciones.

Por esta causa, «se demora la firma del contrato de concesión de la plaza de toros hasta que lo resuelva el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos». De esta forma, la Misericordia, que ya ha dejado de celebrar la tradicional Feria de San Jorge, sigue sin gestión, y con nuevos interrogantes sobre su futuro.

Tras un tormentoso proceso que comenzó en los primeros días de enero, el concurso por la plaza de la capital aragonesa sigue en esta fechad diente de una decisión judicial. El concurso ya fue paralizado por un juzgado por una denuncia de la patronal taurina, lo que significó el retraso que impidió que los plazos legales permitieran llegar con tiempo para organizar el primer ciclo de la temporada.

Finalmente, el 20 de marzo, la mesa de contratación de la Diputación Provincial de Zaragoza procedió a la apertura de las plicas presentadas, sobre las que se iban a aplicar las fórmulas matemáticas que dieran los puntos a cada empresa licitante.

Y ahí llegó la primera sorpresa, las ofertas de Castejón Abogados, una de las empresas del entorno de Ignacio Zorita, resultó idéntica en los seis puntos baremados con Tauroejea. Las dos ofrecían el máximo del canon, 300.000 euros anuales, y las dos los mismos descuentos en todos los apartados contemplados. Un 25 por ciento en los abonos de temporada, un 20 para jóvenes, un 20 para jubilados y un 1 por ciento en las entradas generales.

Este empate, que el pliego de condiciones consideraba que se podría resolver mediante diferencias en cada uno de los apartados, al producirse la misma oferta por parte de los dos licitadores, hubo de resolverse por sorteo.

Las otras dos empresas, Kranebitten y Medicamp Marketing, ofrecieron un canon más bajo, de 152.000 y 241.000 euros, respectivamente.

La mesa de contratación convocó una hora después a las partes para proceder al sorteo. Se instaló una urna, y en ella se introdujeron cinco sobres iguales. Tres con un folio en blanco, y dos con el nombre de las empresas. Y fue Tauroejea la que primero salió, y por tanto la nueva adjudicataria. El presidente de la mesa, el diputado Alfredo Zaldívar, abrió el plazo de 10 días para la ganadora acreditara su solvencia técnica y la oferta artística, y a la vez se formalizó el tiempo para la presentación de recursos, que al final han llegado y que abren un nuevo tiempo con la Misericordia en el limbo de la gestión.