El Chano abandona el hospital con la vista puesta en los Juegos Paralímpicos de Brasil 2016
El Chano recibió un trofeo de manos del consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, antes de abandonar el hospital - EFE

El Chano abandona el hospital con la vista puesta en los Juegos Paralímpicos de Brasil 2016

Actualizado:

El banderillero Vicente Yangüez «El Chano» ha dicho este viernes, al abandonar el Hospital de Parapléjicos de Toledo, tras la fractura de la vértebra L1 que sufrió en la plaza de Ávila y que le produjo una lesión medular, que afronta su nueva vida con ilusión, con la vista en los Juegos Paralímpicos de Brasil 2016.

El banderillero, que como consecuencia de esta lesión tendrá que utilizar silla de ruedas aunque puede caminar de forma limitada ayudado de muletas, ha permanecido durante los últimos siete meses en este hospital rehabilitándose del percance sufrido al voltearle un toro el pasado 14 de julio en la plaza de toros de Ávila.

En su despedida del centro hospitalario, ha estado acompañado por el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz; el director de la Fundación del Hospital Nacional de Parapléjicos para la Investigación y la Integración, Francisco Marí, y otros profesionales que han estado muy cerca de él en su rehabilitación como el traumatólogo Andrés Barriga, informa Efe.

El subalterno, a cuyo lado se encontraba también su mujer, ha declarado a los periodistas que se enfrenta al futuro, a su «nueva vida» con «ilusión, porque sin ilusión no se va a ningún lado», si bien sólo podrá caminar ayudado de muletas y de «forma muy limitada», según él mismo ha explicado.

El subalterno ha comentado que «los siete y meses y diez días» que ha pasado en Parapléjicos se le «han pasado rápido» al estar todo el tiempo haciendo rehabilitación y ha reconocido que «ha habido momentos complicados», porque esta lesión, ha dicho, «es muy difícil de llevar».

Casos crudos y crueles

También ha comentado que los «casos crudos y crueles» que se ven en este hospital te hacen «enfocar la vida de otra forma» y ha resaltado el apoyo recibido tras el percance por parte de sus compañeros, lo que le ha corroborado que «el mundo del toro es una familia».

El banderillero ha tenido también palabras de agradecimiento por el trato que ha recibido de sus compañeros y de los profesionales del Hospital, que han demostrado ser, ha dicho, «una familia».

Pensando en el futuro, El Chano ha dicho que seguirá vinculado al toro como aficionado y que piensa participar en los Juegos Paralímpicos de Brasil, en la modalidad de bicicleta de mano (hand-bike), para lo que se entrenará «mañana y tarde».

A este respecto ha opinado que cree «no le costará mucho», ya que está acostumbrado a llevar «una vida disciplinada y dedicada al entrenamiento».