Cultura - Teatros

«Totem»: la evolución del ser humano, según el Circo del Sol

Bruselas acoge el estreno del espectáculo dirigido por Robert Lepage, que vendrá a España a principios de noviembre

Una escena de «Totem», el nuevo espectáculo del Circo del Sol
Una escena de «Totem», el nuevo espectáculo del Circo del Sol - Cirque du Soleil

La Real Academia Española define «tótem» como «objeto de la naturaleza, generalmente un animal, que en la mitología de algunas sociedades se toma como emblema protector de la tribu o del individuo». Y «Totem» es el título del nuevo espectáculo de esa particular y cosmopolita tribu que es el Circo del Sol. Cuenta con la dirección de uno de los grandes de la escena internacional, el canadiense Robert Lepage (que ya trabajó con la compañía en «»), y ha plantado su carpa para su gira europea en Bruselas. Vendrá después a España: Madrid (desde el 10 de noviembre), Sevilla (desde el 25 de enero de 2018) y Barcelona (desde el 23 de marzo de 2018).

«“Totem” nos cuenta varias historias del proceso de evolución del ser humano -relata el holandés Frank Hanselman, director de la gira y una suerte de «alcalde» de esta cosmopolita ciudad que es la carpa del Circo del Sol-, desde la primera forma de vida hasta un grupo de astronautas... El viaje no es cronológico, no se cuenta una historia; es más un espectáculo temático, con una mirada además hacia las raíces canadienses -tanto el director como la compañía proceden de allí-; aparecen figuras indígenas del Canadá, sus músicas, sus bailes. A menudo nos hemos inspirado en otras culturas, pero nos apetecía volver la mirada hacia nuestra propia historia».

En la cultura norteamericana, el tótem tiene un papel fundamental. La filosofía del espectáculo, según Robert Lepage, es que «todos llevamos dentro la capacidad de ser cualquier animal». La conocida pasión del director canadiense por la tecnología se traduce, especialmente, en la existencia de un puente mecánico «con forma -dice Hanselman- de cola de escorpión, que es una pieza tecnológicamente complicada y -bromea- que en algunas ocasiones tiene vida propia y nos ha dado algún que otro quebradero de cabeza».

Un número de malabarismo sobre monociclo
Un número de malabarismo sobre monociclo- ABC

La familia de «Totem» está compuesta por ciento dieciocho personas de veintiocho nacionalidades diferentes. De ellos, cuarenta y siete son artistas y un español, el sevillano Alejandro Romero, es el director musical. «Hace unos años -cuenta minutos antes de ponerse al frente de la orquesta- vi una función de “Saltimbanco” y me dije que yo un día querría estar ahí. Y mira, éste es mi tercer espectáculo para el Circo del Sol». Y es que la música juega un papel fundamental en este espectáculo, en el que es mucho más protagonista que en otras ocasiones. «Tiene muchos estilos distintos... Incluso flamenco», dice el músico, que ha trabajado junto a artistas como Farruquito o Vanessa Martín.

Concretamente, el flamenco pone banda sonora al número que abre la segunda parte del espectáculo: «Toreador» es el título de un vertiginoso ejercicio con el diábolo que realiza el francés Nicolas Pires, un torero absolutamente cañí al que rodea un architópico tablao, con sus guitarristas y su flamenca.

«El hombre de cristal»
«El hombre de cristal»- ABC

La falta de historia de la que habla Hanselman hace de «Totem» un espectáculo eminentemente circense, sobre todo en comparación con otros trabajos del Circo del Sol, como «Corteo», donde los elementos teatrales tenían una relevante presencia. La mano de Robert Lepage se traduce en el impecable ritmo del espectáculo y en su bella concepción estética; destaca el uso de una plataforma inclinada semicircular en la que se vierten hermosas proyeccciones fundamentalmente de formas de agua, magnífico complemento para el entorno salvaje de todo el espectáculo.

Los números circenses -barras, danza con aros, equilibrio sobre manos, patinadores, trapecio fijo- están distribuidos con equlibrio. Destacan, por encima de todo, el buen hacer del clown ucraniano Mikhail Usov y, especialmente, el electrizante número de malabarismo que realizan cinco artistas chinas sobre monociclos.

Toda la actualidad en portada

comentarios