CRÍTICA DE TEATRO

«Suceso en el Congreso»: el voto decisivo

Antonio Prieto es el autor y director de esta obra, que se presenta en el teatro Reina Victoria de Madrid

Javi Coll, Agustín Jiménez y Sara Gómez
Javi Coll, Agustín Jiménez y Sara Gómez - ABC
JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN - Actualizado: Guardado en: Cultura Teatros

El famoso dicho que sostiene que la política hace extraños compañeros de cama podría servir de lema a esta entretenida comedia que plantea una situación tal vez inspirada en el tira y afloja que se vivió en España hace unos meses, en pos de los votos suficientes para lograr la investidura presidencial. Así, Antonio Prieto teatraliza esa agobiante psicosis de pacto inalcanzable y sitúa la acción de «Suceso en el Congreso» el día anterior a la votación que determinará quién ocupará la Presidencia del Gobierno tras un largo periodo de tensiones, intentos fallidos, amagos de anuencias bajo cuerda, alianzas gaseosas, promesas disparatadas y demás componendas que justifican esa máxima de Carl von Clausewitz según la cual «la guerra es la continuación de la política por otros medios».

«Suceso en el Congreso» (***)Autor y director: Antonio Prieto. Escenografía e iluminación: Alberto Muñoz Valverde. Intérpretes: Agustín Jiménez, Mar Abascal, Sara Gómez, Javi Coll y Javier Antón. Teatro Reina Victoria. Madrid.
Un influyente periodista reúne, para entrevistarlos en el bar del Congreso, en obras aunque medio abierto para que los diputados puedan usarlo, a representantes de los cuatro principales partidos, pues, al parecer, se ha podido urdir un acuerdo para lograr los votos necesarios que convertirían en presidente a uno de los candidatos con posibilidad de serlo si se producen las condiciones adecuadas. Pero el diputado Gutiérrez, clave de la bóveda de esa operación, aparece muerto con un cuchillo clavado en el pecho en el baño, que deben compartir hombres y mujeres a causa de las obras. Cualquiera de los presentes podría ser el asesino. Y hasta aquí se puede contar para no reventar la trama. Un peculiar policía, cuyo aliño indumentario y modales convertirían por comparación al inspector Colombo en el dandi perfecto, se encarga de investigar el misterioso homicidio.

Prieto desarrolla de forma muy divertida esas pesquisas que se encaminan por derroteros insospechados y revelarán insólitas perspectivas de lo que se estaba cociendo en el bar del Congreso. Su eficaz puesta en escena está claramente encaminada a sacar el mayor partido cómico a diálogos y situaciones. Y lo hace con la colaboración de un reparto felizmente comprometido con ese empeño. Agustín Jiménez, que vuelve a demostrar su tremenda solvencia para la comedia, es el policía disparatado, y Mar Abascal, Sara Gómez y Javier Antón encarnan respectivamente a la estirada portavoz del PP, la socialista que ocupa el cargo porque su marido es el secretario general del partido y el entregado peón de Podemos. Javi Coll, otro as de la comedia, es el periodista en cuestión. Todos están muy bien y el público se lo pasa estupendamente con este repaso de las miserias y secretillos de la clase política, que es de lo que se trataba.

Toda la actualidad en portada

comentarios