Un ensayo de «La romería de los cornudos»
Un ensayo de «La romería de los cornudos» - Fundación Juan March

La Fundación Juan March recupera un ballet con argumento de García Lorca

Antonio Najarro ha recreado la coreografía de «La romería de los cornudos» ochenta y cinco años después de su estreno

MadridActualizado:

El 9 de noviembre de 1933, el teatro Calderón de Madrid acogía el estreno de un ballet titulado «La romería de los cornudos». En su creación participaron nada menos que Federico García Lorca y Cipriano Rivas Cherif (argumento), Gustavo Pittaluga (música), Alberto Sánchez (escenografía) y Encarnación López «La Argentinita» (coreografía) -en 1930 se había estrenado la suite de concierto de la obra, donde participó Antonia Mercé «La Argentina»-. Un año después de su estreno la obra se presentó en París y en 1943 Pilar López incluyó el ballet en la gira que ofreció con su compañía por Estados Unidos.

Desde entonces, la obra permanecía en el baúl del olvido -solo la citada suite de concierto se incluyó esporádicamente en la programación de alguna orquesta-... Hasta ahora. La Fundación Juan March, dentro de su programa Teatro Musical de Cámara, ha decidido recuperar el ballet. Como dice Miguel Ángel Marín, director del programa de música de la fundación, «merecía la pena por cuatro razones básicas: por ser un proyecto de renovación de la danza española y su ambición intelectual; por el ideal de buscar una síntesis perfecta entre drama, música, danza y artes plásticas que encarna; porque queremos darle visibilidad a la danza; y porque no se ha visto en España desde la década de los treinta del pasado siglo».

Así que ochenta y cinco años después de su estreno en Madrid, «La romería de los cornudos» vuelve este fin de semana a escena, y lo hace con una coreografía de Antonio Najarro, director del Ballet Nacional de España. Se trata de una producción reducida, para solo cinco bailarines y una cantaora (Carmen Angulo, Vanesa Vento, Jonathan Miró, José Manuel Benítez, Juan Pedro Delgado y María Mezcle) y basada en la versión para piano de la partitura que realizó el propio compositor. El ballet original, de media hora de duración, se ha ampliado con canciones del propio García Lorca y piezas del guitarrista José Luis Montón para extenderlo a una hora. El propio Montón, junto con el pianista Miguel López, acompañan el baile. «Para mí ha sido un reto y una responsabilidad -dice el coreógrafo- por tener que remontarme a la época, a su estética y al movimiento cultural de entonces y transmitírselo a los espectadores de hoy sin que pierda interés».

No puede entenderse la creación de «La romería de los cornudos» sin tener en cuenta la influencia que los Ballets Rusos de Diaghilev tuvieron en el auge de la danza, por una parte, y el ejemplo que supuso para que creadores de distintas disciplinas unieran también en nuestro país fuerzas para crear obras escénicas, en este caso un ballet. Además de los dos escritores -García Lorca y Rivas Cherif-, de la coreógrafa, La Argentinita -muy vinculada al movimiento literario y artístico de su época-, se unió a la creación de «La romería de los cornudos» Alberto Sánchez, uno de los grandes nombres de la vanguardia artística española y creador de la Escuela de Vallecas. Él fue quien pintó los decorados -su pintura se conserva en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía- y los figurines -solo se conservan dos-. La producción de la Fundación Juan March ha reproducido el decorado y Sonia Capilla se ha inspirado en el vestuario original existente para crear los trajes. Paralelamente a las representaciones, la Fundación ha organizado una exposición con documentos y materiales inéditos relacionados con la obra.