Plácido Domingo Jr.
Plácido Domingo Jr. - ABC

Drácula inspira el primer musical de Plácido Domingo Jr.

«Vlad» es el título de la obra, que el hijo del tenor quiere estrenar a finales de año

MadridActualizado:

A finales del siglo XIX, Bram Stoker escribió su archiconocida novela «Drácula», para la que se inspiró en la historia de un personaje rumano conocido como Vlad el empalador. En este texto y en este personaje encontró también inspiración Plácido Domingo Jr. hace unos años para crear su primer musical, «Vlad», que tras permanecer unos años en el cajón va ahora a cobrar vida. «Estamos trabajando para poner en pie una producción de la obra -relata Plácido, hijo del tenor madrileño-. la idea es hacer una pequeña gira por España a finales de este año y principios del próximo, y después presentarlo en Madrid para, si tiene una buena acogida, hacer temporada en algún teatro».

Si el protagonista de su musical hincara el diente a su autor, probaría una sangre llena de corcheas, blancas o semifusas. No puede ser de otro modo, teniendo en cuenta su origen familiar. Desde pequeño, el músico -estudió composición en Viena- tuvo ocasión de ver los musicales más importantes. «Los he podido ver todos en Londres o Nueva York -asegura-: “El fantasma de la Ópera”, “Los miserables”, “Cats”...» No es extraño que se le metiera el gusanillo dentro -que liberó de alguna manera cuando hizo en 1992 la adaptación española de “Los miserables”-, hasta que, como él mismo relata, «un día en el otoño de 1999 en California, después del nacimiento de mi segunda hija, Victoria, mi mujer y yo nos planteamos escribir un musical».

Pronto, asegura, surgió la novela de Bram Stoker. «Es una obra importante, el tema es tan inmortal como el propio personaje». El musical sigue la falsilla de la novela de Stoker, aunque sus autores -Domingo lo firma junto a Samantha J. Freeman- quisieron otorgarle al protagonista mayor humanidad. «Queríamos que el personaje fuera más cercano, que el público pudiera empatizar de algún modo con él».

Situada en la misma época en que fue publicada, finales del siglo XIX, «Vlad» mantiene todo el romanticismo y el ambiente gótico de la novela; también en la música, que Plácido Domingo jr. describe como «cercana a los grandes musicales de los años ochenta y noventa». Escrita para catorce voces, no tiene, asegura, vuelo lírico en el tratamiento vocal. «La música está escrita en tesituras que pretenden ser cómodas para los cantantes».

La producción que prepara Plácido Domingo jr. junto a Enrique Espinosa será de la adaptación española del texto original en inglés que escribieron el compositor y su entonces mujer (se divorciaron en 2009 y eso interrumpió el desarrollo del proyecto). El equipo artístico está todavía en proceso de creación, aunque él mismo será el director artístico. También cantante, Plácido Domingo jr. no intervendrá en su propio musical. No es que no se atreva, «sino que para dirigirlo bien hay que verlo desde fuera».

No es posible -y Plácido Domingo jr. lo sabe- concluir la conversación sin preguntarle por la participación de su padre en el proyecto. «Lo ha apoyado desde el principio -dice-, como gran músico que es, y ha estado siempre a mi lado». Y mientras llega el momento del estreno y acaricia la idea de componer una ópera, sigue con su faceta de cantante, alguna vez junto a su padre. «La gente ve al maestro, pero yo veo a un padre. Cuando me pone la mano en el hombro o me sonríe yo veo a la misma persona que venía a darme un beso de buenas noches; no veo al tenor famosísimo».