Los actores Ramon Pujol y Aitor Merino, protagonistas de Smiley, en ABC.es
Los actores Ramon Pujol y Aitor Merino, protagonistas de Smiley, en ABC.es - miguel ibáñez
ENCUENTROS DIGITALES DE ABC.ES

Ramon Pujol y Aitor Merino: «"Smiley" es una historia de amor entre dos hombres, no una obra de teatro gay»

Los protagonistas de la obra de teatro «Smiley» han charlado con los lectores de ABC.es

Actualizado:

Ramon Pujol y Aitor Merino se suben por primera vez al madrileño Teatro Maravillas, aunque no a representar una nueva obra. La pareja de actores se mudan a un teatro más grande para soportar con mayor comodidad la excelente acogida que está teniendo «Smiley», una obra sobre el amor en todos sus procesos (y aspectos). Este viernes, unas horas antes de su estreno, los intérpretes han charlado con los lectores de ABC.es.

—He leído que esta es una obra de «teatro gay». ¿Creéis que es justa esta etiqueta?, ¿no se le ponen demasiadas etiquetas a las cosas?

—En efecto, se ponen demasiadas etiquetas a las cosas, y además no es una obra de teatro gay. Es una historia de amor entre dos hombres en la que hemos comprobado que se sienten identificadas personas de todas las edades y condición sexual. Al final, cuando estamos enamorados todos compartimos los mismos temores y hacemos el ridículo del mismo modo.

—Habéis estado en un teatro, ahora os mudáis a otro. ¿Qué os parece la situación actual del teatro en Madrid, que obliga a tanto trasiego?

—Ramon: En realidad nos hemos mudado para tener más aforo porque estábamos agotando localidades en todas las funciones. Pero sí que es cierto, como decíamos, que vivir y trabajar en el teatro hoy en día no es fácil. La parte buena de esta situación es que todos los que nos dedicamos a ello sentimos una fuerte vocación y por lo tanto nos esforzamos para seguir ofreciendo buenos productos, aunque la mayoría de las veces es a costa de nuestra supervivencia.

—Aitor: Ramon ha hablado muy bien. Extendamos esta situación a todas las artes, no solo al teatro: músicos, bailarines, cineastas... estamos poniendo muchísimo amor y si no fuera por el público... las instituciones no es que estén ayudando precisamente...

—He oído hablar de la obra pero no estoy muy segura de qué trata. ¿Podéis hablar un poco de ella, para ver si me animo a ir?

—Es una comedia tierna y divertida. Alex, despechado por una ruptura, deja un mensaje en un contestador equivocado, y así conoce a Bruno. Alex y Bruno no pueden ser más diferentes. Detestan gustarse pero no pueden evitarlo.