El Ballet Nacional de España suspende sus próximas giras
El Ballet Nacional de España, en el espectáculo «Sorolla» - ana pérez herrera

El Ballet Nacional de España suspende sus próximas giras

La causa es la imposibilidad de adecuar los horarios a la nueva situación, en la que no se pagan las horas extra a los bailarines

Actualizado:

El Ballet Nacional de España se ha visto obligado a suspender sus actuaciones previstas en Kuopio (Finlandia), Granada y Badajoz, previstas para el mes de julio, al no poder acomodar los horarios de actuación de la compañía. La suspensión de esta gira viene motivada por la decisión del Inaem (obligado por la Intervención General del Estado) de no pagar las horas extra cuando éstas excedan las sesenta anuales; la medida afecta a los trabajadores -artísticas, técnicos y administrativos- del Ballet Nacional de España, la Compañía Nacional de Danza, el Centro Dramático Nacional, el teatro de la Zarzuela, la Compañía Nacional de Teatro Clásico. A cambio se compensarían con tiempo libre;

La Compañía Nacional de Danza se vio obligada a modificar el horario de su estreno en el Teatro Real, el sábado pasado, para poder llevarlo a cabo. Lo mismo se ha hecho con la siguiente actuación del conjunto, en Cádiz, que ha tenido que adelantarse una hora para no tener que suspenderla. La CND tiene en el horizonte una gira por Colombia a finales de julio, que podría también tener que suspenderse si no se resuelve la situación.

La Compañía Nacional de Teatro Clásico, por su parte, ha garantizado su presencia en los festivales de Almagro y Olite, pero ha tenido que suspender dos veladas en Alcalá de Henares el próximo mes de julio. Al contrario que en los dos conjuntos de danza, en esta compañía no hay una plantilla artística fija sometida al convenio de la función pública, que solo afecta a técnicos y personal administrativo.

Miguel Ángel Recio, director general del Inaem, se reunió ayer con los bailarines y los directores de la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional de España, antes de reunirse con responsables del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para informarles de la situación. Entre las soluciones que se estudian, figura, como hemos informado, la creación de unos complementos que compensaran los bajos sueldos de los bailarines; e incluso, y esa sería la solución ideal, sacarles del convenio único de la función pública y crear para ellos un convenio específico, ya que las características de su trabajo no tienen nada que ver con la de otros funcionarios.

Antonio Najarro confesaba ayer a ABC la decepción que tanto él como los bailarines tienen ante la suspensión de la gira «Tanto ellos como yo queremos bailar». Los artistas no aceptan compensar las horas extra con tiempo libre, porque acumularían muchos períodos de descanso que alteraría la actividad natural y el ritmo de los bailarines.