William Shakespeare dejó a su mujer su «segunda mejor cama»
Retrato de William Shakespeare en una edición de sus obras - ABC

William Shakespeare dejó a su mujer su «segunda mejor cama»

Se publica por primera ve «online» el testamento del dramaturgo inglés

Actualizado:

William Shakespeare dejó a su mujer, Anne Hathaway, su «segunda mejor cama» y ciento cincuenta libras (el equivalente actual a 380.000 libras, unos 457.000 euros) a cada una de sus dos hijas. Así se lee en su testamento, que se ha publicado online por primera vez, junto al de otras diversas figuras históricas, como el pirata Sir Francis Drake o la escritora Jane Austen. Los testamentos comprenden entre mediados de los siglos XIV y XIX.

Miriam Silverman, de la página web Ancestry.co.uk, que ha publicado los testamentos, dice de la documentación que «estos registros testamentarios proporcionan una visión fascinante de la suerte final de algunos de los nombres más famosos de Gran Bretaña, hasta quién debe recibir su cama». «Son -recoge The Telegraph- recursos familiares valiosísimos.que cubreun un período histórico del que quedan muy pocos documentos oficiales».

Según la costumbre de la época isabelina, la mujer tenía derecho a un tercio del patrimonio y a vivir en el hogar conyugal hasta su muerte. La mejor cama de la casa estaba destinada a los invitados, con lo que la que heredó la viuda de Shakespeare sería problablemente la cama matrimonial.

Según su testamento, Jane Austen, por su parte, dejó la mayor parte de sus 800 libras a su hermana Cassandra, mientras que otros beneficiados fueron su hermano Henry (50 libras) y una antigua niñera familiar (50 libras). Sir Francis Drake, por otro lado, después de saquear a los buques españoles y ganar una fortuna con ello, dejó 40 libras (el equivalente a 150.000 libras -180.000 euros- de hoy) para los pobres de Plymouth.