Cultura - Teatros

Emoción y reivindicaciones en los Premios Ceres 2013

juan garcía chico - Actualizado: Guardado en: Cultura Teatros

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida cerró este jueves su 59ª edición con la entrega de los Premios Ceres a lo mejor de la temporada 2012-2013, según el fallo de un jurado nacional presidido por el actor Juan Echanove y compuesto por críticos y especialistas en información teatral de Madrid y Barcelona.

La animada gala estuvo teñida por la emoción de los galardonados y sus unánimes reivindicaciones de un mejor trato impositivo para la cultura en general y el teatro en particular.

Convocadas sobre el escenario por el presentador Carlos Sobera, poseído por el espíritu de Julio César, las mujeres más importantes en la vida del político romano –por vínculos familiares o sentimentales– sirvieron de hilo conductor del acto. Así, comparecieron en el teatro romano emeritense Julia, tía de César (Magüi Mira), Servilia (Remedios Cervantes), Junia Tercia (Alexandra Jiménez), Pompeya Sila (Belén López), Julia César (Ana Milán), Cornelia Cinna (Silvia Marsó), Cossutia (Adriana Ugarte), Aurelia Cota (María Isasi), Tértula (Cuca Escribano), Calpurnia (Marta Etura) y Cleopatra (Mariola Fuentes).

Estas damas de la antigüedad se encargaron de entregar los correspondientes galardones a Juan Mayorga, como mejor autor por sus obras «El chico de la última fila» y «La lengua en pedazos»; Vicky Peña, mejor actriz por su trabajo en «El diccionario»; Emilio Gutiérrez Caba, galardonado como mejor actor por su interpretación en «Poder absoluto»; Sergio Peris-Mencheta, premiado como director por «Tempestad» y «Un pedazo invisible de este mundo»; José María Pou, Nathalie Poza y Jordi González, respectivamente director e intérprete, intérprete y productor del montaje de «A cielo abierto», considerado mejor espectáculo de la temporada; Paco Azorín, por sus escenografías para «El lindo don Diego» y «El veneno del teatro»; Miguel Ángel Camacho, iluminador de «La lengua en pedazos», «El malentendido» y «La Odisea»; Lorenzo Caprile, figurinista de «Noche de Reyes», «El malentendido» y «Fuegos»; Eva González, por su labor de caracterización en «Els feréstecs»; Concha Busto, distinguida por su trayectoria empresarial, y Nuria Espert, que recibió el premio Emerita Augusta por el conjunto de su carrera.

Además, un montaje de «Los gemelos» de Plauto, y el actor extremeño Pedro Chamizo, por su papel de Octavio en «Julio César», recibieron respectivamente los premios del Público y de la Juventud, otorgados por sendos jurados de periodistas locales.

Noche en los jardines

Un impresionante trabajo de mapping iba haciendo crecer sobre el frontis del teatro romano diversos jardines (el de los Capuleto, el de Alicia, el de los chejovianos cerezos, el de las Hespérides, uno lunar…) como fondo de una gala muy entretenida, con guión de Tina Serra y dirección de Manuel Palacios, y animada por varias intervenciones vibrantes y hondas de las cantantes Dulce Pontes y Estrella Morente.

En los parlamentos de los galardonados, se alternaron las notas emocionadas, las constantes menciones a los recortes en los servicios públicos y al IVA que grava duramente los espectáculos escénicos, y los mensajes de esperanza por la inextinguible fuerza del teatro.

En esa línea, Juan Mayorga subrayó que «el teatro es reunión e imaginación» y proclamó que «es el arte del futuro», y Sergio Peris-Mencheta dedicó su premio al ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, con el que simuló hablar por teléfono y le recordó el artículo 44.1 de la Constitución en el que se señala el deber de los poderes públicos de garantizar el acceso a la cultura.

Finalmente, Nuria Espert evocó la primera Medea de su carrera, que en 1959 interpretó en Mérida cuando tenía 24 años: «He hecho –dijo– centenares de giras por toda España y nada se parece a actuar en este teatro».

Toda la actualidad en portada

comentarios