Una imagen de «Dido y Eneas»
Una imagen de «Dido y Eneas» - Javier del Real

El Teatro Real se rejuvenece

El coliseo presenta su programa pedagógico e infantil, una «apuesta potente» según su director artístico

MadridActualizado:

La pasada temporada, el Teatro Real acogió a cerca de 45.000 niños en sus funciones familiares y escolares; se conectaron 1.475 aulas de colegios de distintos puntos de España en su programa escolar, y se llegó a un acuerdo con treinta universidades para incluir a sus alumnos en las actividades del coliseo. Son datos ofrecidos por Ignacio García-Belenguer, director general del Real, en la presentación de los programas «El Real Junior» y de los cursos y actividades pedagógicas.

Joan Matabosch, director artístico del Real, va más allá: «En esta temporada tan importante para el teatro, tenemos una apuesta muy potente por “El Real Junior”, un programa en el que se van a estrenar cinco producciones». De ellos destaca Matabosch dos: «El teléfono», de Gian Carlo Menotti, y el ballet «Pulcinella», de Igor Stravinski, que llegará al Real, matiza la responsable del programa, Rita Cosentino, en su «Suite italiana».

El programa, destinado a lograr nuevos públicos para la ópera y a fomentar la afición al género entre los más pequeños, presenta siete espectáculos: además de los ya citados, se podrá ver «Dido y Eneas», basado en la ópera de Purcell, y destinado a jóvenes a partir de 9 años; «El desván de los juguetes», sobre obras de Debussy y Hélle, y apropiado para niños a partir de 4 años; «Mi madre la oca», de Ravel, para todos los públicos; «Cine antiguo con músicas nuevas», para niños a partir de 4 años y que combina música en vivo con imágnes de las películas de Chaplin; y «La cara oculta del piano», con música de varios autores.

Los espectáculos se presentan en funciones familiares los fines de semana y en funciones escolares, que los centros educativos incluyen en sus actividades extraescolares. Paralelamente, se celebrarán una serie de talleres para toda la familia bajo la denominación «¡Todos a la Gayarre!», impartidos por Fernando Palacios.

También ha redoblado el teatro los esfuerzos en los talleres y cursos pedagógicos, cuya razón de ser está en «entusiasmar y eliminar las barreras del prejuicio y las ideas preestablecidas». El programa pedagógico, denominado «Realízate», se basa en tres pilares: Universidad a Escena, La ópera al descubierto y los cursos monográficos.

El primero permite a los universitarios obtener créditos académicos y participar en diversas actividades en el Teatro Real; La ópera al descubierto desvela a los participantes en los talleres la «cocina» de las producciones. Este año se centrarán en «La bohème», «Street Scene» y «Gloriana».

Los cursos de esta temporada serán «Storytelling: todo es ópera», impartido por Pablo Laporte; «No me cuentes películas... ¡Hazlas!» (Javier Fesser), «Teatro musical norteamericano» (Berto Mira), «La ceremonia de la intimidad: Aida», «El rescate de la ópera de postguerra» y «Sobre Lucia di Lammermoor», estos tres últimos impartidos por Gabriel Menéndez Torrellas.