José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la SGAE
José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la SGAE - ERNESTO AGUDO

Sastrón logra destituir por un voto al director general de SGAE, en segunda convocatoria

La pugna de la cúpula se salda con la salida de Luis Felipe Palacios por 19 contra 18 votos, después de un intento fallido la semana pasada por parte del presidente

MadridActualizado:

Arrecia el «juego de tronos» en la SGAE. Esta mañana ha sido destituido el director general de la entidad, Luis Felipe Palacios, en una Junta Directiva extraordinaria celebrada con el único punto en el orden del día: el cese de Palacios, al que, por primera vez, se le ha negado el acceso a una reunión a la que siempre han asistido los directores generales. Ha sido por un solo voto, 19 contra 18, en la segunda intentona, después de otra Junta celebrada el pasado miércoles en la que se trató el tema pero ante la defensa que Palacios recibió del auditor externo no se llegó a votar.

La cúpula directiva de la entidad vive unas semanas bastante complicadas debido al enfrentamiento, casi guerra de clanes, con peticiones cruzadas de dimisión, del presidente, José Miguel Fernández Sastrón; el director general, Luis Felipe Palacios, y el director financiero, Gerardo Rodríguez. Fuentes de la Junta consideran probable que Gerardo Rodríguez, destituido por Palacios el pasado viernes, será readmitido y nombrado director general. «Es de locos esto», dice un miembro de la Junta, que confirma a ABC que a algunos de los que no querían que Palacios fuera sustituido se les ha negado el uso de la palabra hoy.

La victoria ha sido por un voto en una Junta de 38 miembros, claramente dividida (debe haber una abstención también). El Ministerio de Cultura ha solicitado urgentemente el acta de estas reuniones para tener conocimiento de los hechos.

Según confirma el presidente de la entidad a ABC, «todo parte de un desencuentro por el criterio contable sobre qué hacer con un pendiente de reparto del que no se nos informó». En efecto, parece ser que la cantidad, nada despreciable, es de diez millones de euros procedentes de la recaudación de obra sin identificar, y el director general la mantenía a disposición para gastos de la entidad y no había incluida en el reparto. Sastrón afirma que supieron de ello por el aviso del director financiero y que la respuesta de Palacios, «que fue destituir a Gerardo Rodríguez, no la puedo tolerar, porque parecería que no quiere que sepamos lo que hace».

Guerra de editores al fondo

Fuentes de la Junta Directiva de la entidad hablan de cierta descomposición de la situación actual y una crisis de consecuencias imprevisibles. Los órganos directivos han sido copados por editores y autores con intereses en la llamada «la rueda de las televisiones» y lo cierto es que se ha consumado la salida de los editores tradicionales, los de las grandes discográficas, expulsados como ya publicó ABC por una maniobra del presidente Sastrón al dar por firme la parte de una sentencia que les afecta, mientras la otra está recurrida y de cuya adecuación a la ley se sabrá en las próximas semanas. Él mantiene que se fueron «por orden del juez».

Además, en la última Junta se ha decidido sacar del Consejo de Dirección a la representante de la última discográfica que permanecía allí: Alma Martínez, de Boa Música. Como representantes de los editores en ese Consejo, han entrado, en sustitución de los de Emi/Sony, PeerMusic y Warner, los tres recién llegados, entre los que hay algún editor vinculado con «la rueda», según denunciaron los afectados.

Además, en las últimas reuniones se ha nombrado vicepresidente de SGAE a Pablo Pinilla, uno de los editores recién incorporados, hasta ahora más conocido como productor musical. Todo este movimiento es visto como «normal» por Sastrón, pero se produce mientras la Audiencia Nacional continúa con la investigación del fraude. Observadores del mundo musical señalan el riesgo para la imagen de la SGAE que puede conllevar que el caso afecte a miembros de la Junta Directiva, y no descartan que pueda afectar a la cúpula.

Sastrón, en otro auto sobre «la rueda»

En este sentido cabe destacar que, en un auto reciente de la Audiencia Nacional, fechado el pasado 5 de febrero, el juez Ismael Moreno reconoce que Fernández Sastrón ha sido investigado por la Policía en el marco del presunto fraude de “la rueda”. Aunque por el momento no ha sido declarado investigado por el juez ni se ha tomado ninguna medida contra él, tal y como ratifica Sastrón a ABC, lo cierto es que su nombre figura en los antecedentes de hecho entre todos los implicados con la expresión «también forma parte de la rueda». Sastrón quita importancia a este hecho, en conversación con este periódico, al suponer que se trata de un cortapega de anteriores autos «porque en este no se adopta ninguna medida contra mí», lo cual es cierto. El auto pide bloqueo de cuentas y de recaudaciones de derechos para algunos investigados, no para él.

En la respuesta de SGAE al auto, fechada tres días después, el 8 de febrero, a la que también ha tenido acceso ABC, la entidad consulta al juez sobre cómo proceder al bloqueo de algunos socios y otros detalles, pero no protesta por la presencia del nombre de su presidente entre los investigados por la Policía.

Sastrón acudió a declarar ante la Policíael pasado 22 de junio, cuando supo que estaba siendo investigado. Acudió como «investigado no detenido» por los miembros de la UDEV y se puso a disposición del juez para declarar en cuanto tenga acceso a las actuaciones, entonces aún secretas, de la Audiencia Nacional. Lo extraño fue que Sastrón acudió acompañado como letrado particular por el abogado Antonio Martínez Bodi, jefe de los servicios jurídicos de SGAE y, lo que es más importante y según fuentes jurídicas absolutamente incompatible, abogado de la acusación particular en representación de los socies de la SGAE afectados por el fraude de «la rueda».