Cali (izquierda) y Dandee (derecha) posan para ABC en la Gran Vía
Cali (izquierda) y Dandee (derecha) posan para ABC en la Gran Vía - IGNACIO GIL

«Los músicos latinoamericanos debemos crear una corriente y no éxitos puntuales como "La Macarena" o "Despacito"»

Cali y el Dandee, el dúo colombiano que supera las millones de visualizaciones con prácticamente todos los temas que han compuesto, presentan en España su último single, «La estrategia».

MADRIDActualizado:

Cali tiene 24 años y Dandee 28. Sus vídeos suman millones de visualizaciones en YouTube, sus canciones lideran los rankings internacionales. Han triunfado con todas y cada una de las canciones que han escrito: «No digas nada», «Yo te esperaré», «No hay dos sin tres», interpretada junto a David Bisbal y con la que hicieron vibrar a España y la selección de fútbol en Cibeles, durante los festejos por la Europa 2012. Por si todo esto fuera poco, Mauricio Rengifo (Dandee) ha producido el éxito de Luis Fonsi, «Despacito».

No han llegado a la treintena y tocan la cima con los dedos. «Estoy orgullosa, lógico», dice la madre de ambos, sonriente. Pero su madre, sus fans y cualquiera que le de al «play» incluso sin saber quiénes son, tiene otros motivos para aplaudir a Cali y el Dandee. Y es que han sabido sonar de una forma que no hace el resto. Niegan haber creado un género (sus fans hablan del «Flybot») pero tampoco les hace falta. El mayor mérito para un artista probablemente sea el de ser reconocidos (no con premios ni «likes»), sino a través de su estilo único. Cali y el Dandee, con letras de amor desgarradoras, cargadas de sentimiento y poesía, lo han conseguido.

Han visitado España para presentar su último single, «La estrategia» (si lo has escuchado alguna vez, seguramente los volverás a reconocer en esta canción).

Es una pregunta manida, pero es imposible no plantearos cómo habéis hecho para que vuestras canciones sean escuchadas por millones de personas en todo el mundo. ¿Hay alguna receta?

-Mauricio Rengifo (Dandee): Si tenemos en cuenta que ahora hay tanta oferta musical, podría decirse que hay 50 millones de recetas. En nuestro caso particular nos hemos enfocado, y creo que es lo que tendría que hacer cualquier artista, en que nuestra música tenga un favor diferencial que haga que esté por encima de todas esas canciones que hay en Internet, Spotify, Youtube. Nos pone muy felices que la gente se aprenda nuestras canciones y esté pendiente. Pero sí es verdad que es un reto bien difícil. A medida que pasa el tiempo los artistas mejoran, salen jóvenes nuevos con visiones diferentes de cómo de hacer música.

En el caso de «La estrategia» nuestro objetivo era volver a esa base de Cali y el Dandee que han sido las baladas románticas, de amor, pero con elementos urbanos y de rap. No son canciones para ir a bailar. Queríamos volver a las historias para dedicar. Por otro lado, hemos querido apostar, aunque siempre lo hacemos pero esta vez más todavía, por un vídeo con una historia muy concreta. Creo que esa fue la bandera que ha hecho que esta canción esté por encima del resto de canciones que hay en este momento.

-Alejandro Rengifo (Cali): Nos sentimos orgullosos de haber sacado una canción como «La estrategia» en un momento en que abundan canciones de fiesta, y que también nos gustan. Pero llevábamos con esta dos o tres años para vestirla de forma más contemporánea y para que suene más moderna, más de 2017. Mauricio ha trabajado mucho en producción con su socio Andrés Torres y eso ha ayudado mucho a Cali y el Dandee. Nos ha permitido sonar más como queremos sonar.

¿Cómo es el proceso de composición? ¿Lo hacéis juntos?

-Mauricio Rengifo: Siempre hacemos las canciones juntos, es vital que nuestro gustos se mezclen, si una canción la hace uno u otro sería diferente. Es vital la mezcla que hacemos entre música romántica y dosis de urbano. Eso sucede solo cuando estamos los dos.

¿Genera nervios pensar que la próxima canción puede no llegar a tener éxito en un contexto tan competitivo?

-Alejandro Rengifo: La sobreoferta genera mucha incertidumbre. Escucharlo todo y saber lo que está pasando es cada vez más difícil. Pero lo interesante ha sido que nos hemos quitado muchas barreras como la del género. Siempre evitamos encasillarnos en un tipo de género porque de esa forma estaríamos sesgando nuestra creatividad.

Pese a haber roto la barrera del género, dicen que habéis creado uno, el «Flybot», ¿es cierto?

-Mauricio Rengifo: Eso se dijo cuando nos preguntaban que género hacíamos. Como nunca hemos querido encasillarnos hace tiempo, cuando grabábamos las canciones, mencionábamos nuestro estudio que se llama «Flybot» y nuestros fans lo asociaron a un estilo. Pero creo que no es así.

-Alejandro Rengifo: Suena muy pretencioso decir que creamos un género.

-Mauricio Rengifo: No hemos creado un género, es una forma de ver la música en todo caso. Desde que empezamos, como colombianos y latinos, sentimos la responsabilidad de representar al país. Nuestra meta era representar a Colombia sin tomar el camino folclórico. Creemos que la música latina puede ser competitiva en cualquier parte del mundo sin necesidad de cambiar el idioma. Es decir, nuestras canciones y sonidos son igual de refinados y cool que los de Alemania, por ejemplo. A eso se refería, probablemente, la gente con «Flybot», es una concepción de que la música latina debe ser competitiva en cualquier parte del mundo.

¿Qué opináis de las críticas que sufre el Reggaetón respecto a sus letras machistas?

-Mauricio Rengifo: Creo que el reggaetón es cada vez más pop, por eso suena cada vez más y por eso da lugar a otros géneros como el trap, que sí es mucho más agresivo. Sí es verdad que en sus inicios el reggaetón era más de calle y menos mostrable a los niños. Pero seguir con ese discurso hoy...Está hecho con más cuidado y universalidad que antes. Que Luis Fonsi, Ricky Martin o Enrique Iglesias, que vienen del pop, estén cantando reaggaetón es porque ya está alejado de la calle.

-Alejandro Rengifo: Señalar y prohibir crea un mercado negro de música. El arte tiene que existir para que las corrientes se puedan juntar unas con otras.

Mauricio, has producido el éxito mundial «Despacito». Dices que hay 50 millones de recetas de éxito, pero algo especial tiene esta canción…

-Mauricio Rengifo: Junto a mi socio Andrés Torres tuvimos el gran honor de producir la canción. Admiramos mucho a Fonsi, que ha influido mucho a Cali y el Dandee. Nos gusta porque canta con muchas cosas de latinoamericano pero, a la vez, muchas de gringo.

Nos abrió la puerta como músicos y como latinos. Esa puerta que todo el mundo dice que existe pero que era una teoría. Tuvo que llegar una canción como esta que rompiera todo y desorganizara el mercado norteamericano como lo hizo «Despacito».

Creo que no hubo una receta con esta canción, simplemente caló y la cantó todo el mundo, y es bueno estar involucrado con ella.

La canción «Mi gente» también está pegando mucho como «Despacito». Lo importante es que los músicos latinoamericanos sigamos haciendo el esfuerzo y hagamos canciones así. Debemos crear una corriente y no limitarnos a fenómenos, a éxitos puntuales como «La Macarena» o «Despacito». Si todos hacen música y todos se conectan se generará una corriente. Hay que seguir con las pilas puestas y sacar los colmillos para llegar al mundo entero, no solo a una región o país.

Hacéis letras muy desgarradoras. El amor está en vuestras letras siempre ligado a la pérdida, el dolor y eso les ha dado una identidad propia. ¿De dónde viene tanta inspiración?

-Mauricio Rengifo: Somos muy dramáticos, muy «heavy metal», sí. Cuando hay versos rapeados hay mucho espacio para meter letra. Si estás haciendo una canción de rumba puedes meter cualquier cosa, pero si haces una balada tienes que meter mucha letra. Si no lo haces, si no le metes una historia y algo trabajado empezarás a redundar en el rap porque tienes mucho espacio para hablar.

Nuestras letras tienen que ver con nuestro entorno, con nuestros amigos...

-Alejandro Rengifo: Nos gustar tocar las fibras del corazón, queremos que en los primeros segundos de la canción la gente esté inmersa en un viaje y en una historia de amor que llegue mucho al corazón. Por eso también le metemos mucha historia a los vídeos donde buscamos historias subjetivas, que se puedan dedicar a varios destinatarios. En el caso del vídeo de «La estrategia», por ejemplo, se cuenta la historia del padre y la niña que se desvela al final. Queríamos que la gente sientiera lo que nosotros, que nos rompió el corazón.

¿Cuánto de autobiografía hay en las letras?

-Mauricio Rengifo: Siempre hay algo, no puedo escribir siendo ajeno...

-Alejandro Rengifo: Puede que esté más presente Mauro en las historias pero siempre se vuelven de los dos...

Mientras no compartáis las mujeres...

-Mauricio Rengifo: ¡Exacto!

-Alejandro Rengifo: ¡Nunca!

Tenéis solo 24 y 28 años y un éxito arrollador. ¿Cómo os sentís?

-Mauricio Rengifo: Estamos haciendo lo que nos gusta y nos sentimos super afortunados de que este sea nuestro trabajo, y eso no le pasa a todo el mundo. Definitivamente para que te pase hay que intentarlo. Es vital que los jóvenes que están en sus casas sepan que se puede. Es difícil de lograr pero más si no se intenta. Estamos felices de trabajar en la música y lo haríamos gratis si no fuera nuestro trabajo. Tenemos también una gran responsabilidad. La música latinoamericana cada vez se escucha más y toca tener el sexto sentido, estar alerta a las corrientes para seguir innovando y vigente en esto.

-Alejandro Rengifo: A los jóvenes que nos encontramos y que lo están intentando les decimos que un día soñamos con esto y empezamos a trabajar.