Encuesta de Ticketea

La media de sobreprecio de las entradas de reventa es del 147%

El 69% de los reventas que se propusieron especular con el precio de las entradas reconoce que consiguió su objetivo

Joaquín Sabina, en su concierto de junio en La Cartuja
Joaquín Sabina, en su concierto de junio en La Cartuja - Juan Flores

Ayer se presentaron en Madrid los resultados de una encuesta sobre la reventa de entradas en España, en la que se pone de manifiesto la gravedad de un problema que pronto podría tener fin con una regulación legislativa por parte del Gobierno. El estudio, realizado por Ticketea con las respuestas de casi 12.000 personas, concluye que una de cada cuatro encuestados ha revendido alguna vez una entrada adquirida previamente, y que la media de sobreprecio es del 147%, pudiendo llegar a superar el mil por cien. Además, según estos datos, el 69% de los reventas que se propusieron especular con el precio de las entradas reconoce que consiguió su objetivo y revendió los tickets a un precio mayor del original.

La encuesta también pregunta si la reventa de entradas debe ser una práctica controlada, regularizada por ley, y los resultados son claros: el 67% se muestra a favor, aunque también hay un 55% en contra de la prohibición total. De ese porcentaje que se muestra a favor de una regulación, el 78% no estaría dispuesto a pagar sobreprecio, o a que este supere el 10% del valor original de la entrada.

Por otra parte, aunque los autores del estudio reconocen que el porcentaje de personas estafadas en la reventa es «pequeño», recuerdan que un 78% de ellos nunca logró recuperar su dinero.

El dilema de la devolución

En la presentación también estuvieron el cofundador del club de fans de Bruce Springsteen (que pidió ayuda para su iniciativa antirreventa en Change.org) y el fundador y presidente de la promotora Doctor Music, Neo Sala, que se mostró reacio al establecimiento de sistemas de devolución de entradas. «Cuando alguien compra una entrada para un concierto está adquiriendo un compromiso», aseguró. «Si, por ejemplo, se pone a llover el día anterior a un concierto y todo el mundo quiere devolver su entrada, sería injusto que las promotoras y los artistas corriesen ese riesgo y asumiesen esos costes».

Sin embargo, Javier Andrés, CEO y fundador de Ticketea, defendió la posibilidad de encontrar «un punto medio entre la devolución total sin límites de tiempo y la no devolución», una solución que aislaría a la reventa especulativa y beneficiaría a los usuarios que no quieren perder dinero ni acudir a la reventa. De hecho, cuando se les pregunta si la regulación debería abrir la puerta a la obligatoriedad de establecer un periodo de tiempo para la devolución y/o el cambio de entradas, el 94% se muestra a favor.

Toda la actualidad en portada

comentarios