Alan Lomax dedicó su vida a viajar grabando sonidos de las cuatro esquinas del planeta
Alan Lomax dedicó su vida a viajar grabando sonidos de las cuatro esquinas del planeta - ABC

La fundación de Alan Lomax cuelga en la red el mayor archivo de música folclórica mundial

El etnomusicólogo americano dedicó su vida a viajar por todo el planeta recogiendo muestras de la música propia de cada rincón, incluyendo España. Son más de 17.000 grabaciones recogidas y clasificadas por los herederos del folclorista

Actualizado:

El folclorista Alan Lomax (1915-2002) dedicó su carrera a documentar las tradiciones de música popular de todo el mundo. Ahora miles de canciones y las entrevistas que grabó están disponibles gratuitamente en internet, muchos de ellos por primera vez.

Lomax grabó una cantidad asombrosa de música popular de todos los rincones del planeta. Trabajó desde 1930 hasta la década de los 90, y viajó desde el sur profundo de las montañas de Virginia Occidental a Europa, el Caribe y Asia.

Se trata del mayor archivo planetario de música popular, clasificado exhaustivamente por estilos, áreas geográficas, tipologías y fechas. Una joya sin parangón. El archivo recoge también varias muestras de música popular española de Andalucía, Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, Islas Baleares, Madrid, Murcia, País Vasco, Valencia y otros lugares no especificados en la clasificación.

Don Fleming, director ejecutivo de la Asociación Cultural Equity, la organización sin ánimo de lucro fundada Lomax en Nueva York en los años 80 y un pequeño equipo formado en su mayoría por voluntarios han digitalizado unas 17.000 grabaciones.

«Por primera vez, todo lo que tenemos digitalizado está en nuestro sitio web», ha declarado Fleming a NPR. «Cada toma, las falsas, entrevistas, música»... «Alan se habría emocionado», asegura Anna Lomax Wood, hija de Alan y presidenta de la Asociación.

A lo largo de su carrera, Lomax utilizaba la última tecnología para grabar la música popular en el campo y luego compartirlo. Lomax escribió y organizó programas de radio y televisión, y pasó los últimos 20 años de su carrera experimentando con ordenadores para crear lo que llamaba la máquina de discos global. Tenía grandes planes para el proyecto. En una entrevista de 1991 con la CBS, dijo, «El ordenador moderno posibilita preservar y revitalizar toda la riqueza cultural de la humanidad.». Lomax se vio obligado a dejar de trabajar cuando su salud empeoró en los años 90, y dejó la máquina de discos global sin terminar. El archivo palía con creces la detención de aquel impresionante proyecto.