Coque Malla, abrazado por Iván Ferreiro
Coque Malla, abrazado por Iván Ferreiro - ABC
Música

Coque Malla: «Nunca había sentido tanta aprobación del público y de la profesión»

El músico madrileño publica «Irrepetible», el primer disco en directo de su carrera en solitario

Actualizado:

«Ojalá algún día Coque pueda tocar con Keith Richards. ¡Yo he cantado con Coque Malla!». El grito de victoria de Dani Martín tras interpretar el mítico «Guárdalo» de Los Ronaldos junto a su ídolo es todo un símbolo del éxito de un artista que, curiosamente, todavía no tenía un álbum en directo en su discografía solista. Grabado en el Teatro Nuevo Alcalá de Madrid el pasado verano, el CD+DVD «Irrepetible» es un viaje por el brillante cancionero de Malla de la mano de colaboradores como Iván Ferreiro, Jorge Drexler, Nico Nieto y hasta su admirado Neil Hannon, de The Divine Comedy, ofreciendo un retrato merecidamente magnificado del músico madrileño.

Por fin ha llegado su primer disco en directo en solitario.

Efectivamente, con Los Ronaldos hicimos dos, pero este es el primero de mi carrera en solitario. Ya era imperativo hacerlo, tocaba. Además, nunca se sabe lo que va a pasar en el futuro así que no hay que dejar pasar los buenos momentos. En cuanto a lo musical y en cuanto a mi relación con el público, estoy viviendo una etapa muy especial que había que celebrar y reflejar con una grabación.

Realmente está en buena forma, «El último hombre en la Tierra» ha sido uno de sus mejores discos.

Sí, ha sido especial. Ha ocurrido algo especial en el estudio, en la profesión, al enseñarlo al público... Algo ha explotado ahí. Con esta energía era con la que quería grabar un concierto. Además, lo que ha ocurrido con este disco no creo que se limite a un momento particular en mi carrera... Es que nunca en mi carrera había sentido tanta unanimidad, jamás me había sentido tan aprobado por la gente. Nunca, ni en solitario ni con Los Ronaldos.

Esa buena relación con los fans queda muy bien reflejada en el CD y el DVD, con todos esos momentos de interacción espontánea.

Cuando hago los discos en directo, siempre quiero intentar producirle al oyente la mayor sensación de que está allí, en mitad del concierto. Es el único sentido que les veo. Cuando mis fans se pongan el DVD, quiero conseguir que se olviden de que están en el salón de su casa y se sientan como si estuvieran en una de las butacas del teatro.

¿Cuál es su disco en directo favorito?

Hay varios. «Love you live» de los Rolling Stones me flipa, sobre todo cara que está grabada en El Mocambo de Toronto. También «Stop making sense», la película de los Talking Heads, es una pasada, una obra maestra. Uno de los mejores rodajes de un concierto que se han hecho jamás. Lo último de Scorsese con los Stones también es tremendo, «Shine a Light». Esas sensaciones son las que he querido generar con «Irrepetible».

Lo más difícil suele ser el repertorio, claro.

Sí, pero en ese sentido llevábamos trabajo hecho en la gira. Con pocos repertorios he estado tan contento como con el de «El último hombre en la Tierra». Lo hemos pulido y hasta tener un show impecable, con un ritmo increíble. No quería aplicar ese repertorio exacto en la grabación, pero sí fue un buenísimo punto de partida.

¿Cómo se fraguó su amistad con Neil Hannon?

No sé si lo llamaría tanto como amistad... Bueno sí, una pequeña amistad. Ya me gustaría comer todos los días con él, ¡jajaja! Yo a través de las redes no paraba de ensalzar las bondades de su grupo The Divine Comedy, y un día su sello me escribió para agradecérmelo. Al poco tiempo me enviaron su nuevo disco «Foreverland», y yo volví a proclamar a los cuatro vientos que era una maravilla. Entonces, el sello volvió a contactar conmigo y me propuso un encuentro cuando Neil viniera de gira a presentarlo. Nos encontramos en un café de Malasaña y nos grabaron una charla a modo de entrevista que quedó preciosa. Esa misma noche actuó en el Teatro Nuevo Apolo y me dedicó una de mis canciones favoritas, «Absent friends». Después en el camerino estuvimos hablando, y a mí ya me rondaba la idea de hacer algo juntos, pero no me atrevía a decírselo. Entonces vino él y me lo propuso, no sé si por quedar bien, pero lo dijo. Me quedé con la boca abierta y unos días después le dijimos que si lo llevábamos adelante. Estuvimos viendo cómo repartirnos la canción por mail, y después, el día anterior al concierto que hemos grabado en este CD+DVD, quedamos en el teatro para ensayar un poco, y grabamos la colaboración.

¿Cómo le sentó la frase de Dani Martín?

Es que Dani me quiere mucho. De todas maneras la admiración es mutua. Él es una fuerza de la naturaleza, un tío muy grande, estupendo.

¿Pero le gustaría tocar con Keith Richards, o con otro de sus héroes?

La verdad es que en muy poco tiempo ya he tocado con dos de mis máximos tótems musicales, Neil Hannon y Rubén Blades. Así que no voy a pedir más porque me parece avaricioso, ¡jaja! Neil y Rubén no está nada mal.