Música

La conmovedora historia de «Lucas», una canción de amor mas allá de la muerte

Incluida en el nuevo disco de Luz Casal, rinde homenaje a un niño fallecido de forma prematura

Actualizado:

Cuando Lucas tenía sólo seis años, la muerte se lo llevó de forma injusta. Dejó un vacío enorme en su familia y en su colegio, especialmente en una de sus compañeras de clase, Macarena, que se hizo muy amiga suya en los escasos tres meses que tuvieron para conocerse. Fue poco tiempo, pero el suficiente como para que ella decidiera no perder el contacto con Lucas. En un entrañable intento de vencer a la muerte, fue dejando cartas en su tumba durante años, en las que le iba contando cómo le iba la vida a ella y a sus compañeros, e incluso le ponía al tanto de las novedades en el cole.

Pasados cuatro años, la madre de Lucas, que iba todas las semanas a visitar a su hijo, encontró por casualidad una de las cartas de Macarena. La leyó embargada por la emoción, y poco a poco, en sucesivas vistas, fue comprobando que la pequeña seguía dejándole cartas. Así que decidió recopilarlas hasta que dos años después, Macarena cambió de colegio.

Dieciséis años más tarde, Mar, la madre de Lucas, tuvo la idea de contar esta bonita historia en un libro. Así que se puso en contacto con Macarena, ya una mujer hecha y derecha, violinista de profesión, para explicarle el proyecto. Así nació «Lucas» (ed. Creotz), un libro que acabó llegando a manos de la cantante Luz Casal. Que, cosas del destino, es tía de Macarena.

«En el libro, Mar hacía referencia a varias canciones mías», explica la artista gallega. «Eso me impactó muchísimo, y decidí que tenía que hacer una canción sobre Lucas». En su composición, incluida en el disco «Que corra el aire» publicado hace un par de meses, Luz Casal incluye versos como «Él me agarraba la mano, yo me dejaba llevar por un camino que siempre me lleva hasta el mar», «que hacen referencia a los paseos que Mar daba con Lucas», explica la autora. «Cuando compuse la canción, en origen no era para compartir pena, sino para compartir la esperanza y la alegría de algo que en su día produjo dolor y mucha tristeza, pero que ya está superado. Eso le da ese color verde a la canción».

Esta historia de amor tiene un final lleno de esperanza. Otra nueva esperanza que también nace del dolor. «Un tiempo después de conocer la historia, la madre de mi sobrina tuvo un percance físico», cuenta Casal. «Cuando fui a verla al hospital estaba muy grave, pero incluso con la cara deformada y sin apenas poder hablar, me dejó claro lo que quería decirme. Había visto un túnel, y al final un luz. Y allí estaba Lucas, para pedirle que le dijera a su madre que estaba bien».

Ahora eres

Una estrella en el cielo

Un rumor en el viento

Una cinta en mi pelo

Algo dulce en mi boca

Una luz que nos toca

Eso eres

Lucas se ha vuelto canción

Y su memoria un poema

Sus besos son de algodón

Deja mi alma serena

Él me agarraba la mano

Yo me dejaba llevar

Por un camino que siempre llevaba hasta el mar

Ahora eres

Una estrella en el cielo

Un rumor en el viento

El color de mi pelo

Algo dulce en mi boca

Esa luz que nos toca

Eso eres

Lucas se ha vuelto canción

En todo está su recuerdo

Cuando era clara su voz

Y torpes sus movimientos

Noches y días conmigo

Vida que te pude dar

Hasta que el tiempo impaciente te vino a buscar

Ahora eres

Para mí un consuelo

Un rumor en el viento

Esta cinta en mi pelo

Algo dulce en mi boca

Esa luz que nos toca

Eso eres

Ahora eres

Este nombre que escribo

Desde aquí al infinito

Con acordes de niño

Y silencios de lágrimas

Lucas se ha vuelto canción

Y su memoria un poema