MÚSICA

Los Red Hot Chili Peppers llenan el FIB con más de 50.000 asistentes

La banda estadounidense ha conseguido completar el aforo del recinto, que cumple con sus expectativas de asistencia para el año 2017

Anthony Kiedis, vocalista de los Red Hot Chili Peppers, durante su actuación en el FIB 2017
Anthony Kiedis, vocalista de los Red Hot Chili Peppers, durante su actuación en el FIB 2017 - AFP
EFE Castellón - Actualizado: Guardado en: Cultura Música

El Festival Internacional de Benicàssim (FIB) 2017 ha cumplido sus expectativas y ha llenado hasta la bandera el recinto de conciertos gracias a la presencia de la banda estadounidense Red Hot Chili Peppers. Más de 53.000 asistentes han acudido al recinto de Benicàssim (Castellón).

«Californication», «Under the Bridge», «Give it Away», «Dark Necessities», la versión de «I Wanna Be Your Dog» de Iggy Pop & The Stooges y todos aquellos temas que les lanzaron a la fama, intercalados con solos de batería y algún tema de los discos más recientes –y que han sido acogidos con menos entusiasmo– han hecho olvidar a muchos las colas y el cansancio acumulado de tres días de festival.

Los californianos han sido fieles y han continuado mimetizando su estilo –el mismo en décadas– con el consabido torso desnudo de Antony Kiedis y el cabeceo sempiterno de todos sus miembros.

Al margen de los californianos, la jornada ha contado con una destacada presencia femenina. Grupos a los que hay que agradecer los momentos más interesantes de la noche.

Liam Gallagher de Oasis: otro protagonista

Las Kellies, Marika Hackman, Lao Ra, Mala Rodríguez, Desperate Journalist, Las Bistecs, Qwert o B.Traits, han puesto el acento en esas voces femeninas que siempre tienen menos espacio en las agendas de los programadores.

Dinosaur Jr. han conseguido una buena presencia de público con sus guitarras veteranas e influyentes, y a modo de calentamiento de uno de los nombres más esperados, el vocalista de Oasis Liam Gallagher.

Con su tradicional pose chulesca, gafas de sol y chaqueta, el mancuniano habitual del FIB ha puesto la banda sonora al atardecer con joyas de Oasis, como «Rock and Roll Star», «What's the Story Morning Glory» o una preciosa «Wonderwall» en versión acústica. También ha tenido tiempo para otros temas de su carrera en solitario como «Chinatown» o «Wall fo Glass».

En el escenario VISA, la artista más respetada del hip hop nacional, Mala Rodríguez, ha dado paso a los veteranos Surfin Bichos. Brillantes y oscuros al mismo tiempo, recordando a The Smiths por momentos, Desperate Journalist, el cuarteto de Londres ha conquistado el pequeño escenario Radio 3 Fib Club, ese en el que encontrar gratas sorpresas.

La mordaz actuación de Las Bistecs

Las barcelonesas Las Bistecs han sido sin duda las más mordaces, irreverentes y divertidas de la noche. Con letras en las que no se deja títere con cabeza, han asegurado al arrancar su actuación -con su tema «Ano» –que lo suyo era mejor que ir a ver a Red Hot Chili Peppers. Lo bien que lo estaba pasando el público con ellas lo confirma.

Definiéndose a sí mismas como unas «mamarrachas con background», han demostrado ser las máximas exponentes del «Electro-disgusting», una corriente artística, basada en la performance musical que consiste en «molestar y no dejar indiferente a nadie».

Y han contado con el público para corear las letras de su disco «Oferta», en el que igual le dedica un tema al tabaco o a los órdenes griegos de estilo de las columnas. Sencillamente geniales.

También en el VISA otro irreverente ha tocado al mismo tiempo que Red Hot Chili Peppers, el británico gamberro por excelencia Peter Doherty, desaliñado y dando traspiés sobre sus melodías, ha sido una buena alternativa al alboroto del escenario principal.

Toda la actualidad en portada

comentarios