El cofre que guarda el elepé de vinilo más caro del mundo, del que sólo existe una copia
El cofre que guarda el elepé de vinilo más caro del mundo, del que sólo existe una copia - ABC

70 aniversario del LP de vinilo: Los discos más caros del mundo

El formato vive una segunda juventud y las copias más codiciadas se pagan a precio de oro

Actualizado:

El 8 de junio de 1948, la discográfica Columbia Records convocó a la prensa internacional en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York para presentar un nuevo producto al mundo: el disco de vinilo de doce pulgadas o LP (long play). Setenta años después, con el formato viviendo una segunda juventud, estos álbumes (sólo elepés, excluimos singles) son los que mayor precio alcanzan en el mercado de coleccionistas, ordenados de menos a más.

12345678910
  1. 10. The Beatles «White Album»

    Cualquier copia de la primera tirada del mítico doble álbum blanco de los Beatles vale al menos 2.000 euros, llegando hasta los 7.000.

  2. 9. The Beatles «Please Please Me»

    El debut de los cuatro de Liverpool también está en la lista, con un valor mínimo de 3.000 euros para las copias de primera edición.

  3. 8. The Velvet Underground & Nico, «The Velvet Underground & Nico»

    Con las rarezas ya se entra en el terreno de lo prohibitivo: hay un elepé de la Velvet con las maquetas de su disco de debut que vale la friolera de 20.000 euros.

  4. 7. John Lennon and Yoko Ono «Wedding Album»

    Este bizarro álbum experimental grabado por John y Yoko tuvo una limitadísima tirada de copias con notas escritas a mano por sus autores. Hoy cuesta 20.000 euros.

  5. 6. Prince «The Funk Bible»

    Este jueves, cuando Prince debía haber cumplido 60 años, se conoció la noticia de la puesta a la venta de una copia del «santo grial» para los coleccionistas de la obra del artista de Minneapolis. Se trata de «The Funk Bible», un disco que fue vetado por el propio Prince (pensó que había compuesto música malgina, en un absoluto delirio), y que tras ser destruidas medio millón de copias ya fabricadas, finalmente fue publicado en distintos formatos, pero nunca en vinilo. Se pensaba que sólo había cinco copias, pero un avispado trabajador de la fábrica de impresión de vinilos se quedó con otra más, que acaba de salir al mercado por 20.000 euros.

  6. 5. Jean Michel Jarre «Music for Supermarkets»

    Esta súper rareza del compositor francés de música electrónica fue creada expresamente para la exposición Orrimbe Show, ambientada en un supermercado. Sólo se imprimió una copia y los masters fueron destruidos, así que lo justo es pagar por ella unos 30.000 euros, según el mercado coleccionista.

  7. 4. Bob Dylan «The Freewheelin’ Bob Dylan»

    La primera edición estadounidense de este clásico de Dylan contenía cuatro temas extra, «Rocks and Gravel», «Let Me Die in My Footsteps», «Gamblin’ Willie’s Dead Man’s Head», y «Talkin’ John Birch Blues», pero fue rápidamente descatalogada. Por eso su precio asciende a 30.000 euros.

  8. 3. Aphex Twin «Caustic Windowtest»

    El británico Richard D. James, conocido en el mundo de la electrónica como Aphex Twin, grabó en 1994 este álbum bajo un pseudónimo diferente, Caustic Window, pero nunca lo publicó. Veinte años más tarde, el creador del videojuego Minecraft adquirió una de las cinco copias que imprimió en vinilo para uso personal por unos 40.000 euros.

  9. 2. The Beatles «White Album» (No. 0000001)

    El álbum blanco de los Beatles repite en la lista por una razón de peso: esta es la copia número uno de la primera edición. El grupo decidió que se la quedara Ringo Starr, quien la vendió en 2015 por un precio sólo al alcance de millonarios excéntricos: 750.000 euros.

  10. 1. Wu-Tang Clan «Once Upon a Time in Shaolin»

    En 2014, el legendario colectivo de hip-hop Wu-Tang Clan quiso gastar una broma pesada a la industria grabando un disco del que sólo se imprimiría una copia. La obra (cuyos masters fueron destruidos), titulada «Once Upon A Time In Shaolin», contiene 31 canciones en un doble disco y un libreto de 174 páginas encuadernados en piel y conservados celosamente en una caja artesanal elaborada en Marruecos. El afortunado que tiene el orgullo de decir que la posee es el magnate de la industria farmaceútica Martin Shkreli, que la compró por 1,7 millones de euros.