Bob Dylan
Bob Dylan - ABC

Todas las canciones de la gira de Bob Dylan

Actualizado:

Pocos artistas pueden ostentar el título de legendarias como él. Desde los albores de los sesenta, Bob Dylan ha cambiado en varias ocasiones el curso de la música popular, y siempre ha hecho lo que le ha dado la gana. Lo más reciente, homenajear a Sinatra con «Shadows In The Night». Basándonos en sus últimos recitales, adelantamos el probable repertorio que paseará por España.

«Things Have changed»

Una golosina para abrir. Un espléndido medio tiempo que no pertenece a su repertorio más clásico, pero sí es uno de sus temas más conocidos de los últimos tiempos. Se publicó en 2000 para la banda sonora de la película de Curtis Hanson «Wonder boys», y ganó un Globo de Oro a la mejor canción original.

«She Belongs To Me»

Un clásico de su época dorada, incluida en su disco de 1965 «Bringing It All back Home», con el que empieza a electrificar su sonido.

«Beyond Here Lies Nothin'»

No es que fuera precisamente una novedad, pero en los más recientes discos de Dylan el blues ha tenido un papel protagonista. Este tema abría su álbum de 2009, «Together Through Life».

«Workingman's Blues #2»

Otra preciosa balada de lo más notable de su producción del siglo XXI. Abría la cara B de su aclamado disco de 2006, «Modern times», con el que regresaba al número uno de las listas americanas treinta años después (su anterior número uno había sido “Desire”, en 1976).

«Duquesne Whistle»

El repertorio de la presente gira de Dylan abunda, más que en sus clásicos de los sesenta, en material reciente. Escrita junto con el guitarrista de Greatful Dead Robert Hunter, «Duquesne Whistle» está en su más reciente álbum de estudio con canciones propias, «Tempest», en el que Dylan seguía demostrando una forma envidiable.

«Waiting For You»

Balada de aire ligeramente country que se incluía en la estupenda banda sonora de la comedia «Clan ya-ya» (2002)

«Pay In Blood»

Otra gran canción de «Tempest».

«Tangled Up In Blue»

Después de un primer tramo marcado por canciones relativamente recientes, todo un clásico, y uno de sus más célebres y característicos temas de los setenta y, en realidad, de todo su cancionero.

«Full Moon And Empty Arms»

La delicada y respetuosa pero al tiempo ciertamente personal versión de una canción popularizada en los años cuarenta por Frank Sinatra. Una de las diez que incluía en su disco de este mismo año, «Shadows In The Night».

«High Water (For Charley Patton)»

Otro blues de su álbum «Love and theft», en esta ocasión dedicado al pionero bluesman Chraley Patton.

«Simple Twist Of Fate»

Vuelta a los clásicos, con una de las mejores canciones de «Blood On The Tracks». Una delicada balada acústica que había escrito para Joan Baez y que, posteriormente, fue versionada por numerosos y muy diferentes artistas, desde Jerry García a Jeff Tweedy.

«Early Roman Kings»

Otro blues absolutamente canónico perteneciente a su álbum «Tempest».

«Forgetful Heart»

Otra muestra de folk-rock pantanoso, compuesta también en colaboración con Robert Hunter.

«Spirit On The Water»

Otra bonita canción de amor, tan larga como era necesario para que Dylan pudiera extenderse en la letra hasta quedar satisfecho, como tantas otras veces ha sucedido en su repertorio.

«Scarlet Town»

Reincide en el álbum «Tempest». Basada en cierto modo en «Barbara Allen», una vieja canción folk que Dylan solía incluir en su repertorio.

«Soon After Midnight»

Más material de «Tempest». En esta ocasión, una pequeña joya de ambiente casi doo woop en la que Dylan se muestra particularmente dulce.

«Long And Wasted Years»

También incluida en «Tempest», se trata de otro medio tiempo infalible, típicamente dylaniano, en la que su protagonista casi recita más que canta, algo que, naturalmente, no sorprenderá a ninguno de sus seguidores.

«Autumn Leaves»

Popularizada originalmente por Yves Montand, también fue interpretada por Frank Sinatra.

«Blowin' In The Wind»

Ya en el tiempo de los bises Dylan se muestra por fin algo más condescendiente, atacando uno de sus clásicos inmarcesibles, sin duda una de sus piezas más universales y populares.

«Love Sick»

Fin de fiesta con una de las canciones más inspiradas y poderosas de su álbum de 1997, «Time out of Mind», que entonces suponía el regreso de Dylan a sus esencias, después de una serie de discos más flojos en los ochenta y de un largo silencio durante los noventa.