Trent Reznor, ex líder de Nine Inch Nails, lidera el proyecto de la plataforma de «streaming» de Apple
Trent Reznor, ex líder de Nine Inch Nails, lidera el proyecto de la plataforma de «streaming» de Apple - AP

Apple trabaja en una plataforma de «streaming» para competir con Spotify

Actualizado:

Apple es una compañía acostumbrada a marcar el rumbo de los avances tecnológicos, a moldear el gusto y las necesidades de los consumidores. En el terreno de la música, sin embargo, parece que va a rebufo. El gigante de Cupertino planea dar un vuelco a su estrategia en el negocio musical y lanzar un servicio de «streaming», según adelanta «The New York Times».

Este tipo de servicios, con Spotify a la cabeza, han arañado una buena cuota de mercado y parece que lo seguirán haciendo en el futuro. Ofrecen música en tiempo real en el ordenador o en dispositivos portátiles. Normalmente, dan la opción de una suscripción mensual o de acceder gratis a la música, pero con anuncios cada poco rato y con escasa flexibilidad para elegir la canción que se quiere escuchar.

Hasta ahora, Apple simplemente había trasladado el modelo tradicional de la industria discográfica –pagar por un álbum o una canción- al entorno de Internet a través de una plataforma –iTunes Store- muy eficiente y fácil de sincronizar con los aparatos de Apple. Esa estrategia se desgasta: los ingresos por descargas el año pasado, según la Asociación de la Industria Discográfica de América, cayeron un 8,5% respecto al año anterior, hasta los 2.600 millones de dólares. El «streaming», mientras tanto, ascendió hasta los 1.870 millones y superó por primera vez a la venta de CD.

En otro gesto poco habitual de Apple, la compañía ha puesto al frente de estos esfuerzos a un músico, y no a un ingeniero. Trent Reznor, el que fuera líder de la banda Nine Inch Nails, es quien mueve los hilos en la ejecución del nuevo servicio. Reznor era el director creativo de Beats, una compañía que Apple adquirió el año pasado. Beats es muy conocida por su línea de auriculares, pero también tiene un servicio de «streaming» para música.

Junto con la nueva plataforma de «streaming», Apple buscará conseguir lanzamientos exclusivos, como el que logró en diciembre de 2013 con el álbum de Beyoncé. La tercera pata de su estrategia era conseguir un servicio de «streaming» más barato que el de la competencia: según dijeron fuentes anónimas de la industria a «The New York Times», Apple presionó a las discográficas para que rebajaran el precio de los derechos de reproducción para conseguir una suscripción de 8 dólares al mes. Spotify y otras plataformas, como Rhapsody o Rdio, cobran 10 dólares al mes a sus suscriptores.

Apple no triunfó en el regateo, lo que da una muestra de su pérdida de peso en una industria, la de la música online, que ha dominado durante años. «Es una de las pocas veces en las que Apple tiene que recuperar terreno y no ostenta necesariamente una posición de fuerza», dijo al diario neoyorquino Toni Sacconaghi, analista financiero para Sanford C. Bernstein.

La gran diferencia de Apple con sus rivales es que no ofrecerá una suscripción gratuita a través de anuncios, algo por lo que optan 45 de los 60 millones de usuarios que tiene Spotify.