La piratería digital va a más en España a pesar de los esfuerzos de la policía
La piratería digital va a más en España a pesar de los esfuerzos de la policía - efe

La piratería digital bate récords en España

En 2014 se accedió ilegalmente a 4.455 millones de contenidos digitales, con un valor de mercado de 23.265 millones de euros

Actualizado:

Según un estudio realizado por el Observatorio de Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales que recoge los datos relativos al pasado 2014, la piratería digital bate récords en España, perjudicando gravemente a las industrias culturales y de contenidos digitales: durante el pasado año 2014 solo el 40 % de todos los accesos a contenidos fueron legales. Asimismo, el porcentaje de consumidores que accedió ilegalmente a contenidos en internet subió desde el 51 hasta el 58 % respecto al año anterior. Son algunos de los datos que recoge dicho Observatorio en un estudio elaborado por la consultora especializada independiente GfK y presentado por la Coalición de creadores e industrias de contenidos.

El estudio ha incorporado dos importantes mejoras que permiten obtener una imagen más completa y precisa del problema de la piratería digital: por una parte, la inclusión de las series de televisión y las retransmisiones de partidos de la liga de fútbol; por otra, datos sobre las fuentes de ingresos de los sitios que ofrecen los contenidos pirateados.

En total, durante 2014 se accedió ilegalmente a 4.455 millones de contenidos digitales, con un valor de mercado de 23.265 millones de euros. El valor total del lucro cesante por la piratería tanto en formato físico como en internet fue de 1.700 millones de euros. Los accesos ilegales se repartieron del siguiente modo según el tipo de contenido: música, 24 %; películas, 38 %; videojuegos, 11 %; libros, 11 %; series, 26 %; y fútbol, 18 %.

Uno de cada dos consumidores que acceden a contenidos ilegales lo justifica argumentando: «Ya pago mi conexión a internet». Además, entre los motivos expuestos destacan la «rapidez y facilidad de acceso» (46 %), «no pago por un contenido que posiblemente luego no me guste» (39 %), «no estoy haciendo daño a nadie» (19 %) y «no hay consecuencias legales para el que piratea, no pasa nada» (19 %).

Respecto a la forma de acceso se constata un notable crecimiento del uso de buscadores para acceder a los contenidos ilegales, que pasa del 46 a casi el 72 %, siendo Google el utilizado en 9 de cada 10 accesos a contenidos piratas. Más de un 71 % de los portales desde los que se accedió a los contenidos ilegalmente estaban financiados por publicidad. De esta publicidad, casi el 70 % correspondía a sitios de apuestas y juego online, casi el 43 % a sitios de contactos y más del 33 % a contenido para adultos. Llama la atención que más de un tercio de la publicidad en sitios piratas corresponde a productos de consumo de marcas conocidas (alimentación, etc.).

En cualquier caso, las fuentes de ingresos de estos sitios son variadas, destacando especialmente que un 38,4 % de los consumidores tuvo que registrarse como usuario cediendo datos de carácter personal, que los piratas recopilan en bases de datos que se usan en campañas de emailing comercial y alcanzan precios muy elevados en el mercado.

Durante 2014 se accedió ilícitamente a 1.831 millones de contenidos musicales online, con un valor de mercado de 6.773 millones de euros. El lucro cesante fue de 386 millones de euros. Menos de 1 de cada 10 consumidores accedió legalmente a música online, mientras un 21 % accede a contenidos ilícitos. Más del 46 % de los accesos correspondieron a contenidos con menos de un año de antigüedad desde su lanzamiento comercial. Todos los consumidores de música son usuarios avanzados de internet, si bien en el caso de la música ilegal online el nivel de uso de internet está algo más igualado. Los más jóvenes consumen más música online, de 16 a 34 años música ilegal, y de 35 a 44 años legal principalmente online.

El volumen de películas al que se accedió ilegalmente en formato digital durante 2014 fue de 877 millones, cuyo valor en el mercado es de 6.139 millones de euros. El lucro cesante correspondiente a este tipo de contenido fue de 140 millones de euros. El 36 % de usuarios accede ilícitamente a contenidos, mientras que el 9% accede a películas digitales legalmente. El 36 % de los accesos se produjo cuando la película aún se estaba proyectando en salas de cine. El uso ilegal se da principalmente en jóvenes de entre 16 y 34 años, por lo general con un nivel de uso más avanzado de internet.

En cuanto a series, un 25 % de usuarios accede ilegalmente a series en internet, sumando 1.033 millones los capítulos reproducidos o descargados ilícitamente durante 2014. Su valor en el mercado es de 1.755 millones de euros, y el lucro cesante en 2014 alcanzó 166 millones de euros. El 41,5 % de los accesos tuvo lugar durante el periodo de emisión en televisión. El perfil de consumidor de series legales es el de un hombre de entre 16 y 34 años y usuario avanzado de internet. El perfil del consumidor de contenidos ilegales online corresponde a hombres y mujeres de 16 a 44 años y clase media.

Respecto a los libros, en 2014 se contabilizan 335 millones de accesos ilegales a libros digitales, con un valor de mercado de 2.680 millones de euros que produjo lucro cesante por 100 millones de euros. El 42,8 % de los accesos se materializó en contenidos con menos de un año de antigüedad. El 11 % accede a libros ilícitamente, mientras que el 8% accede a libros legales digitales. El individuo que accede a libros digitales ilegalmente es mayoritariamente un varón de 16 a 44 años de clase media.

Las medidas más eficaces contra la piratería a juicio de los internautas serían bloquear el acceso al sitio web que ofrece los contenidos y desarrollar campañas de concienciación social, ambas medidas con el 65 %. Después de esas dos, a juicio de los consumidores las mejores medidas para reducir las infracciones serían sancionar tanto a las operadoras y proveedores de acceso a internet (59 %) como a los usuarios infractores, bien con multas (53 %), bien restringiéndoles el uso de internet (37 %).