George Saunders posa con el galardón del Man Booker Prize 2017
George Saunders posa con el galardón del Man Booker Prize 2017 - REUTERS

George Saunders gana el Man Booker con un relato del duelo de Lincoln por la muerte de su hijo

El escritor estadounidense se impuso a Paul Auster, que estaba entre los finalistas con «4321», su última novela

LONDRESActualizado:

La novela del estadounidense George Saunders «Lincoln in the Bardo», que explora el duelo del expresidente de EE.UU. Abraham Lincoln tras la muerte de su hijo de once años, ha sido reconocida con el premio Man Booker.

Saunders, de 58 años, recibió en una ceremonia en Londres uno de los galardones más prestigiosos de la literatura anglosajona, que premia con 50.000 libras (55.500 euros, 65.300 dólares) a la mejor novela del año escrita en inglés y publicada en el Reino Unido.

El relato, la primera novela larga de un autor conocido hasta ahora por sus colecciones de cuentos cortos, combina hechos reales de la noche del 22 de febrero de 1862, cuando Lincoln enterró en una cripta de un cementerio de Washington a su hijo Willie, con elementos fantásticos.

El estadounidense explora el concepto de muerte a través del niño recién fallecido, atrapado en el Bardo -un término budista similar al limbo católico- e incapaz de aceptar su trágico destino.

La obra, escrita en su mayor parte en forma de diálogo, incluye retazos de textos históricos, biografías y cartas, algunas de ellas inventadas por Saunders.

Para la presidenta del jurado del Man Booker, la escritora y actriz Lola Young, «Lincoln in the Bardo» sobresalía entre las otras cinco finalistas por su «innovación» y su «estilo distinto y, a su modo, casi paradójico».

Con su novela, Saunders conquistó un premio al que optaban asimismo Paul Auster, que concurría con «4 3 2 1», Emily Fridlund («History of Wolves»), Mohsin Hamid («Exit West»), Fiona Mozley («Elmet») y Ali Smith («Autumn»).

«Fiero debate» del jurado

En la obra ganadora «se produce una yuxtaposición de la tragedia personal de Abraham Lincoln, con la muerte de su joven hijo, y su vida pública, dado que es la persona que realmente instigó la guerra civil americana», sostuvo Young. «La forma y el estilo de esta original novela revelan una narrativa ingeniosa, inteligente y profundamente conmovedora», describió.

La presidenta del jurado afirmó que los encargados de elegir al ganador dedicaron cinco horas a un «fiero debate» del que salió vencedor Saunders, que era el favorito en las casas de apuestas británicas para llevarse el premio.

Saunders, nacido en Texas y con formación como geofísico, comenzó su carrera literaria a una edad avanzada y es autor de seis colecciones de relatos cortos, que comenzó a publicar tras una época como redactor sobre temas de tecnología.

Su primer libro de relatos, «CivilWarLand in Bad Decline», apareció en 1996, al que siguió «Pastoralia», en 2000, y la novela corta «The Very Persistent Gappers of Frip», el mismo año.

Ganó en 2014 el Folio Prize por los relatos de «Tenth of December: Stories», que le sirvió asimismo para ser finalista del National Book Award en Estados Unidos.

Como ganador del Man Booker, la compañía de correos británica, Royal Mail, estampará en millones de cartas y paquetes esta semana un sello conmemorativo en el que se leerá: «Felicidades a George Saunders, ganador del premio Man Booker 2017».

El escritor, que imparte clases en la Universidad de Siracusa, en Nueva York, puede esperar asimismo un próximo incremento en las ventas de su libro. El año pasado, «The Sellout» aumentó un 658 % sus ventas en la semana posterior a recibir el galardón.

Su nombre ha pasado a engrosar una lista de prestigiosos autores que en el pasado se llevaron el Man Booker, un premio que desde 2014 está abierto a escritores externos a las islas británicas y la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth).

Antes que él, fueron reconocidos, entre otros, Hilary Mantel, por «Bring Up the Bodies», en 2012; Julian Barnes, por «The Sense of an Ending», en 2011; Iwan McEwan, por «Amsterdam», en 1998; Kazuo Ishiguro, por «The Remains of the Day», en 1989, y J.M. Coetzee, en 1983, por «Life and Times of Michael K».