Es Noticia
ABC
Cultura
La felicitación que Neruda dedicó al gran escritor colombiano - ABC

La Ransom Center suma la biblioteca a su universo de García Márquez

El gran archivo texano adquiere más de 180 libros con citas y dedicatorias al Nobel colombiano

CORRESPONSAL EN WASHINGTONActualizado:

Primero fue el fruto. Ahora llega el árbol. El Harry Ransom Center, el impresionante archivo de la Universidad de Texas, donde descansan los legados de algunos de los más grandes de la literatura universal, acaba de incorporar más de 180 libros de la biblioteca personal de Gabriel García Márquez. Fuente de inspiración creadora, pero también parte del universo personal del Nobel colombiano, con la que la institución de la Universidad de Texas sigue agrandando su exclusivo legado.

Desde que la Harry Ransom Center adquiriese a su familia hace dos años la herencia literaria y vital del genio de Zacatecas, sus gestiones para enriquecer el mundo García Márquez, que mima en sus cuidados sótanos, no se detienen. Los ejemplares sumados en la nueva adquisición, valorada por la bibliotecaria del centro, Amy Brown, como un verdadero «viaje a la república de las letras latinoamericanas»,incluyen dedicatorias, firmas y anotaciones, que desvelan más información sobre las relaciones personales del célebre escritor. En ellos, García Márquez y su mujer, Mercedes, reciben cariñosos mensajes de destacadas figuras del mundo de la cultura y la política, casi todos ellos amigos, como Isabel Allende, Richard Avedon, Bill Clinton, Fidel Castro, Pablo Neruda, Carlos Fuentes, J. M. Coetzee, Toni Morrison y Mario Vargas Llosa, entre otros.

La nueva compra del Harry Ransom Center, que también supone la incorporación de una serie de obras escritas por el Nobel (1982), con sus propias anotaciones, incluye hasta quince obras del poeta y novelista colombiano Álvaro Mutis, de quien más libros tenía guardados García Márquez en su biblioteca personal. Autores de hasta quince países latinoamericanos más, con presencia mayoritaria de Cuba, Argentina, Chile, México, Uruguay, Venezuela y Perú.

Entre los ejemplares de presentación más antiguos, destaca la primera edición de las Obras Completas (Y Otros Cuentos) de Augusto Monterroso, el escritor hondureño, adoptado guatemalteco. El autor de «Cien años de soledad» se referiría así a la herencia literaria del también Premio Príncipe de Asturias: «Este libro hay que leerlo manos arriba. Su peligrosidad se funda en la sabiduría solapada y la belleza mortífera de la falta de seriedad».

Esta destacada selección de la biblioteca de García Márquez cuenta con muchos de los representantes del llamado boom de la literatura de la América hispana, desde los años 70 y 80, con «Rayuela», de Julio Cortázar; «El obsceno pájaro de la noche», de José Donoso, y una relación de obras de Vargas Llosa, Carlos Fuentes y Juan Rulfo.

La biblioteca personal de este grande de las letras hispanas también pone al descubierto dos libros escritos en 2010 por el recientemente fallecido Fidel Castro: «La victoria estratégica» y «La contraofensiva estratégica». En reiteradas ocasiones, cuando fue preguntado por las críticas que recibía, García Márquez calificó su relación con el dictador cubano de «amistad intelectual».

Enterado de la noticia, el biógrafo oficial del Nobel colombiano, Gerald Martin, como él mismo se declara, valoró la adquisición asegurando que «muy poca gente había tenido acceso a su biblioteca». El profesor emérito de Lenguas Modernas de la Universidad de Pittsburgh aseguró estar «muy complacido» por la adquisición, y se mostró dispuesto a «tomar un vuelo desde Londres mañana y pasar un año, o más, entre las riquezas del Harry Ransom Center». Su particular «sueño americano», según aseguró.

El archivo-biblioteca de la Universidad de Texas desembolsó a la familia 2,2 millones de dólares, en 2014, para hacerse con todo el legado del escritor, que incluye más de cincuenta años de creación literaria, con diez libros originales, entre ellos el manuscrito de «Cien años de soledad», así como 43 álbumes de fotografías personales y un sinfín de notas, recuerdos y vivencias del autor. La Ransom Center tiene abierta la colección en su página web, pero sólo para su uso en investigación.

Outbrain