Ilustración de Don Quijote y Sancha Panza
Ilustración de Don Quijote y Sancha Panza - ABC

Publican un Quijote sólo con las aventuras del hidalgo y Sancho Panza para que resulte «más fácil de leer»

Esta adaptación, obra de Enrique Suárez Figaredo, tiene 88 capítulos y presenta un 25% menos de texto que la obra original de Cervantes

Alcázar de San Juan (Ciudad Real)Actualizado:

La Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan ha editado un nuevo texto del Quijote al que se «ha aligerado» de historias intercaladas y solo cuenta las aventuras del ingenioso hidalgo y Sancho Panza, para facilitar su lectura y favorecer el acceso a esta obra de la literatura universal.

El libro, obra de Enrique Suárez Figaredo, socio de honor, mecenas y uno de los mayores expertos en edición de obras del Siglo de Oro español, ha sido donado de forma altruista a la Sociedad Cervantina. El texto es una novedad en el mundo cervantino, ya que se trata de una adaptación que quizás muchos estudiosos contemplaron llevar a cabo en algún momento de su vidas y no se atrevieron, pues, salvo ediciones infantiles, nadie la acometió con anterioridad, ha informado la Sociedad Cervantina.

La nueva edición del Quijote se ha compuesto retirando todo el texto que contiene las historias intercaladas y que «distraen al lector del hilo conductor principal», que son las aventuras de sus dos principales personajes: don Quijote y Sancho Panza. Esta adaptación sólo tiene 88 capítulos, no 126, y un 25% menos de texto, ya que se han suprimido los relatos paralelos que Cervantes añadió a las aventuras y desventuras de los protagonistas principales y todo se ha reordenado para que ellos estén en todo momento a la vista del lector.

La nueva edición ofrece al lector un «camino fácil por donde llegar al producto principal» y pretende «ser el texto-puente con que los más perezosos lectores accedan al conocimiento de esta gran obra de la literatura universal». El libro solo pretende que la lectura resulte fluida, nada farragosa, porque «leer el Quijote no ha de ser un sacrificio», ha subrayado la Sociedad Cervantina. En este sentido, han precisado que no se pretende sustituir a ninguna otra edición, y mucho menos a la original, sino que pueda ser la «puerta de acceso al mundo quijotesco y aumente en los lectores el deseo de conocer la obra original de Miguel de Cervantes».

Aun así, el texto se acerca a las mil páginas y en gran medida hace uso del vocabulario y sintaxis originales, excepto cuando pueden conducir a confusión.