Màxim Huerta, ministro de Cultura, charla con María Dueñas en la Feria del Libro - ABC | Vídeo: EUROPA PRESS

Màxim Huerta, en la Feria del Libro: «La cultura estaba maltratada y deprimida»

El ministro de Cultura, que ha realizado una visita «improvisada» al Paseo de Coches del madrileño Parque del Retiro, ha avanzado que «seguramente» una mujer ocupará la Secretaría de Estado para el Deporte

Máxim Huerta acude a Moncloa para presentar su dimisión

MadridActualizado:

Màxim Huerta, flamante nuevo ministro de Cultura del Gobierno de Pedro Sánchez, tenía previsto firmar ejemplares de su última novela, «Firmamento» (Espasa), el sábado por la mañana en la Feria del Libro de Madrid. Sin embargo, la cita se canceló el viernes a última hora. Así las cosas, nadie le esperaba en el Paseo de Coches del Retiro, por lo que la sorpresa fue mayúscula cuando apareció, para hacer una visita oficial, a eso del mediodía.

Manuel Gil, director de la Feria, se enfundó la chaqueta y salió corriendo a recibirle. Después de que se cancelara la inuguración oficial el pasado 25 de mayo por las condiciones meteorológicas, esta visita sería lo más parecido y había que estar presentable. Lo malo es que la organización tuvo que arreglarlo todo en cuestión de minutos, incluyendo el dispositivo de seguridad, con la «descoordinación» que eso conlleva.

Desde la Secretaría de Estado les dijeron, de manera extraoficial, que el ministro se pasaría el domingo, pero «de repente» se presentó ayer. Y lo hizo, además, con todas las consecuencias, como gran amante de los libros que es. Hizo «el paseíllo entero» –no recorrió sólo una parte, como estaba previsto que hicieran la Infanta Elena y Manuela Carmena– y se fue parando en diferentes casetas, en las que amigos y compañeros estaban firmando ejemplares.

Baño de multitudes

Habló con Carme Chaparro y Javier Moro, con quienes comparte premio Primavera de Novela; se detuvo con Andrés Trapiello, Lorenzo Silva, Rosa Montero; saludó a Almudena Grandes y hasta departió con María Dueñas. «Fue muy cordial, ofreciéndose para cualquier inquietud o cuestión de interés. Le deseé lo mejor y tuvo el gesto simpático de dirigirse a la cola de lectores que esperaban mi firma para decirles que tienen muy buen gusto», cuenta de su encuentro la autora de «Las hijas del capitán» (Planeta).

Tras intercambiar opiniones con editores y libreros, hacerse fotos con espontáneos y firmar algún que otro libro que le llegó de la multitud, el ministro se detuvo, finalmente, ante los medios, con los que compartió sus impresiones sobre su primera Feria del Libro como titular de un ramo del que, hasta ahora, formaba parte como escritor. «Empezar aquí es doblemente emocionante, porque conozco bien el sector editorial, emocional y profesionalmente. Que esté todo lleno, tan luminoso y con tanta... Me gustaría trasladar el espíritu de la Feria, tan maravilloso, al resto de sectores de la cultura», confesó.

Con respecto al equipo que le acompañará en su tarea al frente del Ministerio, Huerta confirmó que «seguramente» será una mujer la que ocupe el cargo de «secretaria de Estado de Deporte». «Estamos cerrando el equipo, dadme tiempo. Llevo apenas dos días y he tenido que ponerme a leer más de la cuenta, ya que estamos en la Feria del Libro», se justificó. Para después argumentar que espera que «arranque todo de la manera más positiva posible, con humildad y pensando en rellenar un espacio que estaba vacío, maltratado, como la cultura». Y es que, según el ministro, en los últimos años, con los dos Ejecutivos de Mariano Rajoy, «la cultura estaba deprimida económica y emocionalmente, y si hay algo que quiero impulsar es que los creadores se sientan orgullosos de todo lo que hacen. Que todos los que consumimos cultura, la tengamos más cerca y más accesible; ese es mi objetivo, a partir de ahora mismo».

Diálogo

Para lograr ese fin, el ministro de Cultura parte del «diálogo» como esencia de su forma de entender la política. «Ha llegado el momento de hablar más. Eso no sólo se debe trasladar a la política, también a la vida; debemos ser todos más tolerantes, tener más facilidad a la hora de sentarse y hablar, también entre ministerios». ¿Incluso con Hacienda? Tras el papel desempeñado por Cristóbal Montoro, considerado por muchos en el sector como «bestia negra» de la cultura en los últimos años, Huerta asegura que él es «otro tipo de hueso, un hueso de los que consiguen, al menos, contagiar el entusiasmo, y que eso se contagie también a la parte económica».

«Ya nos hemos sentado en el primer Consejo de Ministros. La cultura es lo que mejor nos representa alrededor del mundo. Cuando alguien se lleva un libro de Joan Margarit de aquí llega mejor a casa; cuando uno coge un libro de Muñoz Molina, pasea por el libro también; cuando uno se lleva cualquier libro de Almudena Grandes, es mejor luego en casa... Eso tiene que unirse al apoyo económico. Que vuelva Cultura es un gesto que me parece muy importante», remató el ministro.

Un auténtico baño de multitudes el que se dio Huerta para arrancar su etapa como titular de Cultura. Lo que no sabemos es qué libros le acompañarían ayer en su vuelta a casa... Los suyos, firmados ya por un ministro, esperan nuevos lectores.