Portada de «Los senderos del mar. Un viaje a pie»
Portada de «Los senderos del mar. Un viaje a pie» - ABC
Libros de viajes

Viajes, acercarse a lo lejano

ABC ofrece a sus lectores una selección de novelas y relatos para disfrutar durante las vacaciones

Actualizado:123456
  1. «Los senderos del mar. Un viaje a pie», de María Belmonte (Acantilado)

    Portada de «Los senderos del mar. Un viaje a pie»
    Portada de «Los senderos del mar. Un viaje a pie» - ABC

    Después del espléndido libro de viajes en el tiempo que fue Peregrinos de la belleza, María Belmonte se lanza a recorrer la costa vasco-francesa, de Bayona a Bilbao. Era un viaje de regreso al revés. Antes fue salir de Bilbao para llegar a un internado en Bayona. Ahora ya, sin internados, Belmonte recorre, con la lucidez que distinguió su anterior libro, la travesía de Bayona a Bilbao. Volver al origen. Pero nadie vuelve igual. Y he ahí la fascinante geografía que traza en poco más de doscientas páginas. Paisaje y paisanaje. Con lecturas. Belmonte traza las líneas invisibles que le acompañan en la campiña y en la vera del mar. Una educación sentimental a través del más rotundo de los sentidos: mirar y ver, y contarlo. Y cómo lo cuenta.

    Acantilado, Barcelona, 2017. 226 páginas. 18 euros.

  2. «Billete al fin del mundo. La historia del Transiberiano, el tren que cambió Rusia», de Christian Wolmar (Península)

    Portada de «Billete al fin del mundo. La historia del Transiberiano, el tren que cambió Rusia»
    Portada de «Billete al fin del mundo. La historia del Transiberiano, el tren que cambió Rusia» - ABC

    «No existe en el mundo viaje en tren que pueda comparársele en cuanto a distancia. El Transiberiano es el gran tren. Todo lo demás es miseria», escribió Eric Newby, uno de los mayores expertos en esto de viajar en tren. Y es cierto, viajar es ver, mirar, descubrir cómo cambian los climas y las naturalezas. Paisajes, gentes, estaciones, todo contemplado desde la ventanilla, y al atardecer la búsqueda del vagón bar, mientras la realidad se oscurece y sólo queda el compás de la música del tiempo. Nadie sabe si el mapa inventó el ferrocarril o fue al revés, de lo que nadie duda es de que un viaje en tren que dura días y semanas advierte del placer que fue cuando viajar era habitable. Aquí se cuenta la historia del Transiberiano y el lector con este libro tiene dos: la lectura y el viaje. ¿Hay quién dé más?

    Península, Barcelona, 2017. Traducción de David Paradela López. 304 páginas. 19,90 euros.

  3. «Cazadores de piratas. A la búsqueda de un barco legendario», de Robert Kurson (Ariel)

    Portada de «Cazadores de piratas. A la búsqueda de un barco legendario»
    Portada de «Cazadores de piratas. A la búsqueda de un barco legendario» - ABC

    Buscar un tesoro es un acto que llega de los más recónditos lugares de la historia. Se podría afirmar que buscar un tesoro es el destino de cualquiera moderadamente cabal. Buscar, y si es posible encontrarlo. Robert Kurson no se pierde en los vericuetos de la ficción, sino que narra una historia de ahora mismo. La búsqueda del tesoro que escondió el Golden Fleece, con su capitán Joseph Bannister, cuando este se vio acosado en el sinuoso Caribe por la potente Armada británica. Y lo escondió. Y Kurson cuenta cómo John Chatterton y John Mattera, dos expertos, muy sofisticados, en la búsqueda de tesoros se embarcan en la aventura. La cosa venía de la edad de oro de los piratas, siglo XVII, pero el tesoro seguía ahí. Hay que leerlo para descubrir la épica de la búsqueda, la poesía, el drama, el sacrificio, la voluntad, hasta convertir la ciencia de la búsqueda en arte del descubrimiento. Siempre la aventura será infinita.

    Ariel, Barcelona, 2017. Traducción de Joan Andreano Weyland. 357 páginas. 20,90 euros.

  4. «El país donde florece el limonero», de Helena Attlee (Acantilado)

    Portada de «El país donde florece el limonero»
    Portada de «El país donde florece el limonero» - ABC

    Los libros de viajes que se rebelan frente al género contienen algo más: autobiografía, ensayo, guía, confesión, desaires, apología y pasión. Attlee presenta un panorama deslumbrante. De los cítricos a la historia, de la historia a las recetas, de las recetas a la gente, de la gente a la geografía. Es un libro infinito. Escrito con delicadeza y gracia. Todo en él es una sinfonía de aromas, luz, todo lo que existe. El Mediterráneo, Italia en el esplendor de la vida. Y el bendito humor, la distancia entre lo fatuo y lo cercano. La Historia de Italia y el presente de un banquete, del que no falta ese festín privado que es el goce de los jardines.

    Acantilado, Barcelona, 2017. Traducción de María Belmonte. 320 páginas. 22 euros.

  5. «El lugar de uno mismo», de Manuel Hidalgo (Alianza)

    Portada de «El lugar de uno mismo»
    Portada de «El lugar de uno mismo» - ABC

    Si hay un viaje ineludible, se aconseja que a diario, y que nadie puede hacer por otro, y que tiene un destino sin mácula, ése es el del cuarto de baño (lavabo, retrete, servicio y demás). Que nadie se ponga exquisito, es un gran viaje. Y depende de cada uno, y de su particular fisiología, el tiempo que allí le espera. Manuel Hidalgo ha escrito un libro elegante, distinguido, exquisito. Se ha olvidado del chafarrinón que tanto gusta aquí y ha explorado ese lugar como la esencia de la intimidad con un sentido del humor formidable y sereno, culto y guasón. Es una historia cultural, con rasgos sociológicos e históricos. Un libro imprescindible para leer allí dónde nadie puede ir por ti.

    Alianza, Madrid, 2017. Ilustraciones de Daniel Hidalgo. 205 páginas.

  6. «El viajero accidental. Los primeros circunnavegadores en la era de los descubrimientos», de Harry Kelsey (Pasado y Presente)

    «El viajero accidental. Los primeros circunnavegadores en la era de los descubrimientos»
    «El viajero accidental. Los primeros circunnavegadores en la era de los descubrimientos» - ABC

    Los grandes nombres de la circunnavegación, en la era deslumbrante de los descubrimientos (descubrimiento para el que llegaba, no para el que ya estaba allí, pero esa es otra historia) suelen esconder, o tapar, o borrar, u olvidar a todos las gentes anónimas que les acompañaron. La epopeya suele teñir lo doméstico. La hazaña oculta los avatares cotidianos. Kelsey ha escrito la historia de los que nunca tuvieron historia, o no pasaron a la historia, pero formaron parte del viaje, del mito, de la leyenda. Más allá de Magallanes, Elcano, Pizarro, más acá estaban todos aquellos que también formaron parte de la gesta. Y de los líos, monumentales, que acaecieron durante el viaje: suicidios, hambre, miseria, desasosiego, desesperación, enfermedades y, cómo, no, motines. Un libro que cierra un círculo y amplía el mapa del conocimiento. Maravillosamente escrito.

    Pasado y Presente, Barcelona, 2017. Traducción de David León Gómez. 320 páginas. 24 euros.