Cultura - Libros

Así es el grupo de élite de la Guardia Civil contra el terrorismo yihadista

El proceso de selección para entrar en el GAR dura cuatro meses y exige un nivel físico alto. Del centenar de candidatos que se presentan al año solo una minoría supera el entrenamiento

El escritor Lorenzo Silva, en foto de familia, durante su visita en Logroño al poligono de experiencias para las fuerzas especiales de la Guarrdia Civil, - EFE

El GAR se encuentra en un proceso de reinvención forzado por la inactividad de ETA y el surgimiento del terrorismo yihadista. La unidad nació en los llamados años de plomo, donde las víctimas de ETA sobrepasaban el centenar cada año, y consiguió en poco tiempo, junto a la colaboración internacional y otros factores, recuperar el terreno perdido. «Somos el resultado de una época complicada, que supuso aprender constantemente de nuestros errores», señala José Antonio Iglesias, director del CAE (el Centro de Adiestramientos Especiales).

El proceso de selección para entrar en el GAR dura cuatro meses y exige un nivel físico alto. Del centenar de candidatos que se presentan al año solo una minoría supera el entrenamiento. No es para poco: son la vanguardia contra la lucha terrorista desde 1978.

La Guardia Civil ha realizado en Afganistán tareas de vigilancia a nivel interno, custodia de personalidades e instrucción de la policía local. En todos estos países han dejado su impronta y se han hecho imprescindibles. El teniente coronel del GAR, Jesús Galloso Rey, recuerda que «Obama pidió a Zapatero expresamente más guardias civiles, porque saben bien que entrenar a policías no puede ser una tarea para militares». La prioridad de la unidad actual se centra en compartir la experiencia adquirida y en tareas de inteligencia.

Esta actividad internacional ha llevado a efectivos de la unidad a Colombia, Israel, Líbano, Kosovo, Bosnia y Senegal, entre otros países. Especialmente curiosa fue su misión tras el terremoto de Haití, donde la Guardia civil se encargó de buscar a los presos fugados en medio del desastre.

Toda la actualidad en portada

comentarios