Cultura - Libros

David Llorente, premio Dashiell Hammett de novela negra con «Madrid: Frontera»

El libro galardonado es un relato de la degradación de la sociedad española por la crisis económica

David Llorente, hoy en Gijón, tras conocer la noticia
David Llorente, hoy en Gijón, tras conocer la noticia - EFE
EFE Gijón - Actualizado: Guardado en: Cultura Libros

El escritor madrileño David Llorente ha ganado el premio Dashiell Hammett de novela negra que concede la Asociación Internacional de Escritores Policiacos con su obra «Madrid: frontera», un relato de la degradación de la sociedad española por la crisis económica. El jurado, integrado por Juan Bolea, Paco Gómez Escribano, Miguel Barrero y Noemí Sabugal, y que ha concedido el premio en el marco del festival cultural y literario de la Semana Negra de Gijón, ha valorado la «audacia estilística» del autor para narrar una historia que tiene todos los elementos de la literatura negra «como herramienta de denuncia social».

El escritor, nacido en Madrid en 1973 y residente en Praga, hace un retrato de la capital española como una ciudad en la que aumenta el número de mendigos y personas desesperadas, a la par que crece la riqueza de banqueros y políticos. Tras conocer el fallo del jurado, el escritor ha declarado que el premio, que ha calificado como uno de los grandes galardones literarios, le impulsa a seguir escribiendo sin parar.

Llorente ha competido por el galardón con la argentina María Inés Krimer, con «Noxa», sobre los efectos nocivos de los pesticidas; el mexicano Emiliano Monge, con «Las tierras arrasadas», sobre la inmigración y la corrupción en su país; la catalana Emna Fernández, con «Maldita verdad», que completa la trilogía sobre la culpa; y el asturiano Ignacio del Valle, con «Soles negros», sobre el tráfico de bebés durante el franquismo.

Por su parte, el periodista y escritor asturiano Miguel Barrero ha ganado el premio Rodolfo Walsh para obras basadas en hechos reales con «La tinta del calamar», que aborda el asesinato aún sin esclarecer de un homosexual en 1976 en Gijón. El jurado, formado por los periodistas José Luis Argüelles y María de Álvaro y la escritora Vanesa Gutiérrez, ha valorado la «singularidad narrativa» de Barrero para configurar «una metáfora de la transición española».

Además, el madrileño Javier Azpeitia ha sido galardonado con el Premio Espartaco de novela histórica por «El impresor de Venecia», en la que narra las peripecias del editor Aldo Manuzio en una ciudad que vive el fenómeno de una globalización a la medida de su tiempo, en el siglo XVI. La autora madrileña Sofia Rhei ha ganado el premio Celsius de ciencia ficción y fantasía por «Róndola», que exhibe un mundo mágico en el que los hombres se convierten en animales y atacan a las mujeres que no son vírgenes. El premio Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela negra se le ha otorgado a José María Espinar Mesa por «El peso del alma», protagonizada por el personaje del detective Milton Vértebra.

La Semana Negra de Gijón, un festival literario que se celebra en un antiguo astillero en medio de una feria de atracciones, finalizará el domingo su trigésima edición en la que han participaron 130 autores de distintos géneros y nacionalidades.

Toda la actualidad en portada

comentarios