El autor Antonio Pérez Henares
El autor Antonio Pérez Henares - José Ramón Ladra

Antonio Pérez Henares: «En España existe una pasión por saber de dónde venimos»

El autor presenta su nueva novela, «La canción del bisonte», un relato sobre la primera guerra de la humanidad y su lucha por la supervivencia

Actualizado:

El escritor Antonio Pérez Henares (Guadalajara, 1953) presenta su novela «La canción del bisonte» (Plan B), que firmará este domingo en la Feria del Libro de Madrid. Se trata de un relato sobre la primera guerra de la humanidad y su lucha por la supervivencia.

¿Qué tal han recibido los lectores una novela prehistórica como «La canción del bisonte»?

A estas alturas que el libro ya tiene un rodaje empiezo a tener bastantes impresiones de distintos lectores. Lo primero que yo quiero dejar claro es que es una novela de ficción. Eso sí, como yo hago las novelas, tratando de documentar los acontecimientos y el entorno, no los personajes, que son puramente inventados. De los personajes –de Nublo, el Autillo o La Negra– estoy muy orgulloso, tienen una verosimilitud y una fuerza increíble. Y así lo han entendido los lectores.

Hace especial hincapié en sus personajes femeninos. En el libro los perfila con marcada dedicación.

Estoy muy contento de cómo se están comprendiendo los personajes femeninos. He tenido algunas llamadas de mujeres que me han venido a decir que son personajes con el que se sentían muy identificadas. «Hasta qué punto me he podido sentir identificada con su personalidad», me decía una. Yo como hombre con sensibilidad humana me fascina la sensibilidad femenina. Y he tratado de transmitir esa sensibilidad en la novela. Sensibilidad que no hay que confundir con sensiblería, que es lo que está a la orden del día. Con «ñoñería». No hace falta soltar en una novela un panfleto sobre los males del heteropatriarcado.

Y yo reivindico esa sensibilidad que se trasluce en esta novela. Estamos de acuerdo en que los hombres duros y los perros no bailan –señala haciendo alusión al nuevo libro de Arturo Pérez Reverte–, pero sufren y gozan con toda grandeza y sensibilidad. Y en toda la novela se trasluce eso. Personajes como el Nublo, que es un personaje que puede ser cruel, pero hay que entenderlo en el tiempo, en la supervivencia de la especie. Entonces no regía la Convención de Ginebra... Me alegra que las mujeres también lo hayan visto así. Esa masculinidad del hombre tranquilamente hombre, que no tiene que avergonzarse de su género.

En la novela destacan los personajes de los que habla pero también el paisaje. El paisaje es un personaje imprescindible.

A mí me gusta que las novelas sean una gran aventura. Y esta es precisamente eso, una gran novela por la supervivencia. Una novela de viaje, porque a mí sobre todo me gusta viajar. Es, creo, una invitación al viaje, a ese pasado nuestro y por supuesto a la naturaleza. A la naturaleza desde un punto de vista ecologista y conservacionista, que es mi sensibilidad, y por eso de cazador. La sensibilidad del hombre ante la naturaleza cuando la consideraba su madre y no su esclava. Es que yo quiero que mis personajes me sobrevivan, porque yo sigo leyendo las grandes novelas que están llenas de ese tipo de personajes. No he dejado de leer a Jack London o a Stevenson. Ellos son los que han creado grandes personajes. A Kipling y también a Tolkien, que son grandísimos escritores. Luego está un señor que se llama Miguel de Cervantes que crea al Quijote y escribe un libro lleno de personajes y de viaje.

El paisaje es un personaje imprescindible, novelado claro, pero muy verídico gracias a grandes amigos como Arsuaga.

Precisamente autores de novela histórica, entre ellos usted, han aunado esfuerzos y emprendido un proyecto común que se deja ver en las páginas de este periódico con la sección «El autor y su personaje».

Existe esa necesidad por saber de dónde venimos. Una pasión que en el caso de España va más allá por el intento sistemático de que nos avergoncemos e ignoremos nuestra historia. Y a eso los españoles no están dispuestos. De la misma manera que sacan banderas a los balcones quieren mirar con orgullo su historia y conocerla. De ahí, entiendo, este auge de la novela histórica.

Este movimiento de escritores por la historia está cogiendo mucho auge. Tenemos cuatro cursos por delante en Santander en julio con dieciséis autores de la talla de Javier Sierra entre otros y al que se han unido historiadores como Fernando García de Cortázar, Elvira Roca o Serafín Fanjul. Es un curso enfocado en la novela histórica al rescate de España. No sólo porque los autores queramos, sino porque así lo demanda esta sociedad.