El Paseo de Coches del Retiro, lleno de gente durante la Feria del Libro de 2013
El Paseo de Coches del Retiro, lleno de gente durante la Feria del Libro de 2013 - efe

El sector editorial crece por primera vez después de cinco años de caída

El año pasado facturó un 0,6% más con respecto a 2013. El incremento se debe, fundamentalmente, a la venta de libros de texto, porque la literatura sigue en horas bajas

Actualizado:

Dice un proverbio muy utilizado en finanzas que, para salir del pozo, «primero hay que dejar de cavar». Pues eso es justo lo que ha hecho el sector del libro. Después de cinco años consecutivos de pérdidas, en 2014 facturó un 0,6% más que en el ejercicio anterior. En cifras absolutas, según los datos facilitados por la Federación de Gremios de Editores (FGEE), los ingresos alcanzaron los 2.195,80 millones de euros. Un número tras el que se esconden muchas realidades, y no todas buenas.

1.- ¿Cómo está el sector del libro?

Después de cinco años (2009, 2010, 2011, 2012 y 2013) de caída, a lo largo de 2014 se consiguió frenar esa tendencia y mejorar los números del año 2013.

2.- ¿Qué libros son los más demandados?

En contra de lo que pudiera parecer, esta mejoría se debe sobre todo a la venta de libros de texto (Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y formación profesional) y títulos de carácter científico técnico y universitario. Es decir, el sector del libro ha salvado los muebles gracias a las lecturas obligatorias, no porque se haya producido un cambio en los hábitos de lectura de los españoles, que siguen entre los peores de Europa.

3.- ¿Qué temáticas siguen en horas bajas?

La literatura como la conocemos continúa de travesía por el desierto, solo así se explica que en España cerrasen dos librerías al día a lo largo de 2014. Los ingresos por novelas cayeron un 13,9% con respeto al año 2013. Los géneros más afectados son la novela romántica (34% de caída) y la erótica (78,2%). Mientras, las novelas «de humor» suben un 102,8%. Al mal tiempo, los lectores buscan sonrisas.

4.- ¿Funciona el mercado digital?

La facturación por libro digital creció un 37,3% a lo largo de 2014 y ya representa un 5% por ciento de las ventas totales del sector. Por compararlo con otros países de nuestro entorno, en Inglaterra representan el 12% de las ventas totales por el 4% de Francia. No es una mala cifra, pero sucede algo parecido a lo que ocurre con el libro físico: el 44,2% de la facturación corresponde a libros de Ciencias Sociales y Humanas, Derecho y ciencias económicas.

5.- ¿Cuánto dinero «roba» la piratería?

Según los cálculos de Rosalina Díaz, vicepresidenta de la FGEE, el sector del libro dejaría de ingresar 150 millones de euros cada año. Si en las encuestas de hábitos de lectura un 12% reconoce que está leyendo libro digital y la facturación supone apenas un cinco%... Se puede estimar que el 7% restante es el que se «come la piratería». Estaríamos hablando de unos 150 millones de euros de «daño directo».

6.- ¿Cuál es el precio medio de un libro en España?

A lo largo del año 2014 se editaron un total de 78.508 títulos, con una tirada física de 2.886 ejemplares por cada título. El precio medio del libro en formato papel se situó en los 14,29 euros. En formato digital se vendieron 11,22 millones de ejemplares a un precio medio de 9,8 euros.

7.- ¿Es el libro un sector rentable?

A nivel macroeconómico, el sector del libro es un negocio rentable, y aporta unos 329 millones de euros a la Balanza Comercial. Las exportaciones (541,77 millones de euros) crecieron casi un tres por ciento y siguen muy por encima de las importaciones (valoradas en 212,71 millones). Los principales mercados que absorben este caudal de libro siguen siendo Europa y América Latina, donde el idioma juega un papel determinante.

8.- ¿Dónde terminan los libros que no se logran vender?

Se calcula que hay 73 millones de libros que cada año no encuentran comprador. Estos ejemplares olvidados suelen terminar o triturados, reciclados o en lo que los editores llaman un «segundo mercado», es decir, un mercado de saldo mucho más barato.